La Guerra Civil contada por mí

No hay una verdad. Tú tienes tu verdad. El señor del bigote la suya. La señora de la bolsa en la cabeza también tiene la suya propia. Y la chica de la bici… Has acertado. Más de lo mismo. Y el asesino. ¿Por qué no? Y el dictador fascista, el represor machista y el racista…

Esa especie de relativismo de barrio puede llevarnos a barbaridades como la del vídeo. No todas las opiniones tienen la misma validez. El concepto de voces disonantes es, quizás, el más gráfico para ilustrar que, si bien puede resultar acertado escuchar a todas aquellas personas que quieran pronunciarse un tema, las opiniones se construyen con argumentos. Y no todas tienen los mismos argumentos, ni todos son de igual calidad, ni todos los discursos ensamblan las piezas de la misma forma.

¡Espabila! ¡Que no te vendan opiniones de mierda!

P.D.: Y esta es la reacción de Soraya Sáenz de Santamaría (la vice, sí, sí, la hija de José Antonio Sáenz de Santa María, alto cargo de la dictadura al frente de la represión tras la Guerra Civil) cuando escucha la versión de la historieta de Francisco Frasco.

Magnífico Rector

Anuncios

2 comentarios en “La Guerra Civil contada por mí

  1. Pingback: Efeméride: la materialidad que duele. Hace 85 años quedaba menos para fundar el GAS (y se proclamó una República en Ejpaña) | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Rafa Mora opina | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s