Acta de la primera reunión de debate del GAS: Bad Sound System y la gestión del patrimonio del EI

Debate 7 mayo

Contratamos buen tiempo y la empresa se portó. Se estaba tan a gustico que se echó constantemente de menos un buen zumo de lúpulo entre las manos. Pero había trabajo que hacer. Una docena de personas nos juntamos para discutir un poco de historia, de arqueología, de política y de lo que tocara. El tema, en principio, el Estado Islámico y su arqueomanía, pero ya se sabe cómo va esto y acabamos llevando la historia hacia lugares extraños. Aunque en general nos portamos bien, porque somos profesionales.

Como tengo que irme dentro de muy poco a otros eventos arquehólicos y esta acta tiene que estar hecha para ya, porque eso es lo que acordamos, intentaré resumir las principales ideas que surgieron en el debate. Si se me olvida alguna, y alguna la olvidaré para ver si la gente está atenta, ordeno que se comente, pardiez, nadie quiere perderse nada y no hay nada que a Wu Ming le moleste más que se le caiga una pipa pelada al suelo y que queden ideas sin exponer.

Una vez expuestas algunas bases para el debate, que básicamente se desarrollaron en el artículo ya publicado sobre el tema, las preguntas que planteamos para el debate fueron:

1. ¿Cómo se explica la aparición del Estado Islámico? ¿Por qué destrozan yacimientos?

2. ¿Qué interés político puede tener hacer este tipo de ejercicios de damnatio memoriae sobre el bien común?

3. ¿Sufrimos casos parecidos que conozcamos?

4. ¿Qué hacer ante el Estado Islámico? ¿Qué hacer para proteger el bien común que están destrozando?

Un aspecto muy chulo es que, como coincidió que nos juntamos varias historiadoras, se pusieron muchos datos encima de la mesa que permitieron entender el fenómeno del Estado Islámico no como algo coyuntural, sino que tiene una larga explicación histórica así como responsables diversos. Así, se comentó la responsabilidad que tuvieron tanto la ONU como la OTAN en la creación de Al Qaeda y del EI, dado que el ISIS fue financiado para luchar contra Al Asad en Siria, entre otras cosas. Los antecedentes, sin embargo vienen de más lejos; un punto crucial en este sentido fue la lucha entre Rusia e Inglaterra por Afganistán durante el siglo XIX, que convirtió todo este territorio en un polvorín en el que la radicalización, en este caso por la vía religiosa, era algo si no predecible, bastante lógica. Otros actores también tienen su importancia en este proceso, como Arabia Saudí y, por supuesto, Israel, que con la creación de su Estado y la protección por parte de Occidente de ese Estado provocaron una serie de tensiones de las cuales el EI es una consecuencia. En este sentido, se comentó, Occidente no ha hecho sino retroalimentar este creciente clima de tensión en Oriente Próximo, eliminando las posibilidades de gobierno en los estados árabes.

Fuente - Global Research

Breve explicación de los orígenes del conflicto.

Fuente: globalresearch.ca

En el debate sobre el destrozo de los yacimientos, hubo varias posiciones e ideas. Una de ellas es que la clave estaría en la radicalización del Islam y su iconoclasia como interpretación literal del Corán. Alguna persona mencionó una semejanza con la guerra de las imágenes de Bizancio del siglo VIII-IX d.C. Otra idea que surgió es que la destrucción de imágenes se relacionaría en clave de propaganda y provocación: el hecho de que hagan un vídeo para mostrarlo implicaría que no es tanto una cuestión interna como de visualización de este destrozo. Por otro lado, también se comentó que el Estado Islámico, como tal Estado, necesita legitimarse, y que este destrozo de figuras arqueológicas sería una forma de crear legitimidad ante las bases islámicas del Estado Islámico. Alguien comentó que cuando se destruye un símbolo, como son los yacimientos o las estatuas se está diciendo que ese símbolo no te representa y que, también, rechazas a quién ha construido ese símbolo. Desde este punto de vista es comprensible que destrocen la arqueología porque la arqueología para muchos de estos países ha significado expolio y negocio colonialista. Y esto se relacionó con la venta de los elementos expoliados para financiar el Estado Islámico jugando una carta de “comparación polémica” (+2 de energía) con respecto a la venta de drogas por parte de las FARC: se reutiliza aquellos elementos que han destrozado el país para financiar un cambio, sea desde la posición ideológica que sea.

La construcción del Estado Islámico requeriría de una elección del tipo de pasado que se pretende resaltar y cuál no, dependiendo de los intereses concretos, en este caso del Estado Islámico, “siempre ocurre” se dijo. Un ejemplo muy interesante fue el del Museo de Mosul, donde el Estado Islámico estuvo tirando estatuas al suelo, que fue construido precisamente por Saddam Hussein, en un intento de crear legitimidad a su nacionalismo iraquí y baazista. Por último se comentó, no sin ironía, que visto desde este punto de vista, el Estado Islámico no estaría sino “gestionando el patrimonio” pero bajo su punto de vista.

16666069

Un tema que surgió con fuerza fue la cuestión de la recepción de estos hechos en Occidente. En este sentido se comentaron varias cuestiones. Por ejemplo, alguien hizo referencia a que ha causado impacto en Occidente porque para nosotros (utilizo el nosotros aunque no me mola un pelo, pero hay que agilizar el trámite) están “destrozando la civilización” y que por ello nos ha impactado tanto. Porque vivimos “a golpe de Telediario” dijo alguien y “nos venden lo que nos tiene que afectar”. En este sentido, el factor de la lejanía y el distanciamiento de Occidente es un factor clave a tener en cuenta. Y otro alguien comentó en este sentido que también nos venden este hecho como algo horrible y bárbaro, pero que el “otro bando” está reventando la histórica ciudad de Aleppo o que se han podido ver tanques americanos en ziggurats y nadie dice nada ni los telediarios muestran la noticia.

Un punto interesante de la discusión fue cuando se comentó, por un lado, que sería interesante saber qué es lo que opina la población que vive en el Estado Islámico de esta cuestión y si defienden que se destroce todo este bien común y, por otro, la cuestión moral de estar preocupados por el bien común y no tanto por la gente que está muriendo a consecuencia de la construcción del Estado Islámico. Alguna posición fue contundente: “si muere gente, da igual que destruyan el patrimonio”. Durísimas declaraciones.

¿Qué hacer? Preguntamos al final. ¿Invadir para proteger exactamente qué? En el caso de proteger el bien común, se comentó que el propio Departamento de Defensa de EEUU tiene un equipo de arqueólogos para esta tarea, que recuerda a los “Monuments Men” de Jorge Cluni y Cía. También se propuso el denunciar la connivencia en Europa y atacar el expolio de los elementos por el lado de la demanda, si se sabe donde están llegando los objetos expoliados. Transcribo las dos últimas intervenciones que cerraron el debate: “Si EEUU hubiera querido destruir a ISIS ya lo hubieran hecho”. “Ya, pero no es tan fácil”. Sabias y profundas palabras. Realmente no es tan fácil, pero por lo menos hemos construido algo de conocimiento colectivo aquí y eso crea conciencia colectiva.

Como no podía ser de otra manera, el debate continuó por otros derroteros primero en un bar, luego en otro y finalmente en el Gaztetxe de Gasteiz escuchando a los Bad Sound System, que pusieron una nota musical al debate del GAS.

Y sin más, Wu Ming cerró acta y volvió a su planeta.

Wu Ming

Anuncios

8 comentarios en “Acta de la primera reunión de debate del GAS: Bad Sound System y la gestión del patrimonio del EI

  1. Pingback: (Nuevo) DEBATE ABIERTO: ahora… ¡de turisteo! | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Mujeres kurdas se siguen c****** en la escoria de ISIS | Grupo Arqueología Social

  3. Pingback: Abu Bakr al-Baghdadi opina: los del GAS semos unos infieles | Grupo Arqueología Social

  4. Pingback: El Estado Islámico sigue “gestionando” su bien común histórico. El GAS se sigue c***nd* en el Estado Islámico | Grupo Arqueología Social

  5. Pingback: La dulcificación de la historia en TV: los Reyes Católicos (o no se sabe quién monta a quién) | Grupo Arqueología Social

  6. Pingback: Afilian a Miguelón a Vox o lo de la derecha cavernaria puede tener sentido | Grupo Arqueología Social

  7. Pingback: Ya queda menos para el lunes… “eBay” de Chumbawamba | Grupo Arqueología Social

  8. Pingback: II Reunión de debate GAS: De barrio de Franco a piso franco | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s