Crónicas arqueohólicas: Altamira para los altamirenses

Imagen de la charla o matanza masiva. Cortesía de Max.

Imagen de la charla o matanza masiva. Cortesía de Max.

Os pedimos perdón por todas las maldades que vamos a hacer dentro (una crack. 6/8/2003)

Aunque ahora Wu Ming se está dedicando a hacer campaña para las elecciones en favor de Eskorbuto, normalmente se dedica a ir de charla en charla, de exposición en exposición y de bar en bar para intentar trasladar un poco de cordura y crítica social, tratando de hacer de la Arqueología y la Historia herramientas de cambio social, piedras sobre las que construir el férreo edificio de la cultura y la racionalidad de un mundo mejor… no, es mentira, Wu Ming en realidad es un agente del caos, no tiene plan y su filosofía es la infección. Estos son las crónicas arquehólicas. Bienvenidos a la nave del desvarío.

Otra perspectiva del repugnante evento. Cortesía de Max.

Otra perspectiva del repugnante evento. Cortesía de Max.

Y un poco de caos es lo que esperábamos encontrar el pasado martes (19 de mayo de 2015, para que nadie tenga que estar calibrando el Carbono 14 para averiguar la fecha BP) en la charla de Xurxo Ayán titulada, intitulada y subtitulada “Altamira vista por los españoles”, que organizaban las compas de Arkeogazte. No decepcionó ni una “miaja”. El Ayán, otro gran generador del caos allí donde pone su hacha o su pluma, tuvo que encerrarse hace poco a revisar ni más ni menos que las más de 13000 páginas de los libros de visitas de la gran cueva de Altamira dentro de un macroproyecto sobre el valor social de Altamira. Suertudo él, tuvo que trasladarse hasta Santillana del mar (piadosa de Dios y de sus caídos así como patria de una de esas arcas de Noé que llamamos zoos) para leer cientos y cientos de gloriosos comentarios vertidos por miles de personas a lo largo de los años. Y fueron muchos años dado que el libro de visitas se abrió en los años 20… pero solo el VIP (Very Important Penes creo que es la transcripción), porque ha de saber el lector que ni para escribir tenemos la misma sangre. En Altamira hay un libro en el que escriben los importantes (JuanCar “lo siento mucho, me he equivocado”; Revilla “con albarcas vienen, con albarcas van”; o Alberto de Mónaco, donde se celebra el Grand Prix de verano presentado por Ramón García) y otro libro donde escribe la plebe, evitando así que el culo y las témporas se mezclen.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Y es que los libros de visitas de Altamira son un auténtico agujero de gusano que conduce directamente a lo más profundo de la psique de las personas que han pasado por la cueva. “En ningún proyecto he tenido que tragar más pollas” asegura el doctor Ayán. ¿Y qué es lo primero que hacemos cuando nos dan un boli, un papel y nos dicen “haz algo”… pues un buen pene alado es lo que hacemos los ingeniosos pre-adolescentes. Y los libros de visitas de Altamira están llenos de estas maravillas fálicas, ¡Freud wins, bitch! Pero no solo de falos está lleno el plebelibro de Altamira (evidentemente, a Felipe VI no se le ocurrió hacer un pene alado). El tema es el siguiente y es que, como afirma Xurxo Ayán, nadie piensa que lo que se escribe en ese libro lo va a leer nadie algún día (¿alguien pensó alguna vez esto? Ojo con lo que se escribe a partir de ahora en estos libros), por lo que existe una libertad absoluta a la hora de gestionar un espacio simbólico único y personal. Esta libertad sirve lo mismo para hacer una petición de matrimonio (que ocurrió entre una pareja de venezolanos antichavistas que dejaron claro su amor y su odio por Hugo Chávez alias “exprópiese”) como para opinar sobre el bien común. “A esta gente no se le da la voz en congresos para ver qué opinan del patrimonio”, pero sí que se les permite ese hueco, esa página, ese rincón de libertad. Y como es lógico, por mucho que no guste a la academia, la plebe demuestra una madurez y una altísima capacidad de comprensión sobre el bien común y su gestión.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Sobre Altamira hay mucho que opinar. Desde el “Mira, papá, bueyes” de 1879 la cueva ha pasado por su propia intrahistoria, en ocasiones gloriosa, en ocasiones absurda. Altamira fue durante ese tiempo la cueva que permitió cuestionar toda la teoría de la creación cristiana, pero también un lugar de peregrinación para los aviadores alemanes durante la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial. Ahora es objeto de un intenso debate sobre si abrirla al público o dejarla permanentemente cerrada debido al evidente deterioro que había supuesto el gran flujo de visitas humanas en el período preobama. Desde 1970, la cueva ha sido cerrada y abierta en varias ocasiones, hasta que en 1994 se decidió hacer la Neocueva en Santillana del Mar (aunque existen otras tres en Munich, en el MAN y en Japón), una cara B dentro de Matrix que imita cada detalle de la cueva original… aunque dudo que en el Paleolítico Superior te cobrasen 3 euros por la entrada. Una matrixcueva sobre la que alguno en el libro de visitas ha opinado que “otra cagada más para joder la realidad”; “plástico es plástico”; “chapuzacueva”… Sancho, eres sabio.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Los cienticificos (que son los que hacen “cencia”) no se ponen del todo de acuerdo. Proyectos internacionales, opiniones de expertos, declaraciones cienticificas sobre el tema, una de la Complutense de Madrid y otra del CSIC en la que defienden posturas diversas… Pero a quién no se ha tenido en cuenta es a la neogente, al neocomún, a la neoplebe. El debate está servido y desde luego no será Wu Ming quién lo cierre, y menos a las 1:42 de la mañana en la que está escribiendo estas palabras. Dejo que alguien mucho más sabia se exprese: “si son Patrimonio de la Humanidad, tengo derecho a verla”. Y otra: “¿quién visita la cueva? Los enchufados” Y otra más: “son del pueblo porque el pueblo vivió allí y no princesas y reyes”. Sancho, eres cojonudamente sabio.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Cortesía de Xurxo Ayán.

Finalizamos con algunas de las perlas sacadas por Xurxo Ayán durante su incursión en ese profundo hoyo que es la libertad y perversidad de la mente humana. Declaraciones en los libros de visita de Altamira para deleite de nosotros gracias a que alguien se ha dedicado a transcribirlas. Gracias, Xurxo y, sobre todo, gracias gente. ¡Altamira para los altamirenses!

• No me gusta que a los toros te pongas la minifalda. Abril de 2004
• He llegado a la conclusión que, no somos nadie, lo mismo se muere un burro que un obispo. 29/6/2006
• Es la segunda vez que vengo (obligao) y sigue sin gustarme, por lo menos ya no está el segurata facha que nos dijo: si no cantáis el cara al sol no entran. Vais mejorando. Ánimo chavales. 7/11/2007
• Por aquí pasó una chica enamorada y lo que pensó es que ojalá su amor perdurará tanto como el arte de las pinturas de la cueva dorada. Un besote pa mi bisonte. 12/8/2006
• Estas cuevas es como ver los pechos de las famosas ya que son de plástico. 11/4/2006.
• Mi cuñado por una vez en la vida ha llegado puntual ¡Viva Altamira! 14/8/2011
• ¡¡Poner columpios!! Agosto de 2003
• Hombre invisible busca a mujer transparente para hacer cosas nunca vistas. 15/6/2003
• Vendo Ford Escort Pocos kilómetros 85 cv DUERME EN GARAJE DIESEL. 2012
• Esto es peor que el colegio. Octubre de 2003.
• GORA LA NEOCUEVA ASKATU. Junio de 2012
• Estoy cachondo perdido y dispuesto a todo. Agrégame al tuenti. 4/7/2012
• Agan un juego pa la play. Abril 2010.
• Yo también sé dibujar manos y pintar con pintura de dedos mi hermana no. A. 14/7/11
• Si hemos evolucionado es para cagarla de formas diferentes. Crea historia y échate a dormir. 2/8/2006
• Antes muerta que sin sidra!! 2/4/2006
• Para vacas y toros los de mi pueblo. 22/7/2009

Wu Ming

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s