Feliz día del Club del Pepino, de la Higa o de cualquier otra hortaliza que podamos introducirnos clamorosamente

¡Empezamos fuerte! En el mismísimo título del post, ya hemos cumplido con el chiste de rigor sobre introducirse cosas cuando hablamos de homosexualidad, LGBT, (te da) queerrrr, etc. Arévalo estará orgulloso de nosotras allá donde esté… (Ah, que sigue vivo, joder). Cualquier homenaje es pequeño para el Danny DeVito del (infra)humor hispánico, ahora, además, acompañado de su propio Arnold Schwarzenegger (como si de la peli Twins se tratase): nuestro querido Bertín Osborne. Sí, así es, estos elementos pueden aparecer en tu propio pueblo con su incatalogable show.

Pero dejemos los traumas a un lado y hablemos del “Día del Orgullo Gay”. Alguien dirá: “¿Eurovisión otra vez? ¿Eso no pasó ya?”. ¡Seguimos con el cachondeito rico, eh!

Hoy, 28 de junio, celebramos la lucha por los derechos de bolleras, maricas, trans, bisexuales, etc. Mientras el Ahora (progre) Madrid (la ciudad y la formación política, nos referimos a ambas dos) recibirá miles de visitantes este finde para seguir mercantilizando la jornada, aquí queremos recordar el hecho histórico que se conmemora: los disturbios de Stonewall en 1969. Una redada policial en un “bar de ambiente” (¡eufemismo cursi y convencionalmente aceptado de regalo!) que acabó en rebeldía por parte de quienes debían ser identificados/identificadas, fue el punto de partida para empezar a salir de los armarios y reivindicar públicamente que… ¿Armarios? Pues, supongo que sería para protestar por el armario Ströngfeld o el Fidjënk del IKEA, ¿no? Sí. Creo que sí. Creo que el tema iba por ahí…

Esto es lo que pasa por escribir posts porque te los manda alguien y no porque realmente salga de ti. Si es que las cosas a la fuerza… Así, sin más, sin baselina ni nada. Eso lo saben bien los bujarrones y las tortilleras que leen esta mierda de blog…

En el GAS, como gente abierta y comprometida que somos, reivindicamos que esta lucha va más allá: se trata de la dignidad de todas nosotras. Esto puede quedar bien y todo. Muy políticamente correcto: el tipo de basura que quiere Wu Ming.

Volviendo a los disturbios de 1969, queremos subrayar que el local Stonewall Inn fue penetrado inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos de Manhattan en 1999 y que, por lo tanto, forma parte del bien común neoyorquino junto a otros emblemas de la ciudad. Ahora podríamos empezar el encendido debate sobre si este tipo de reconocimientos en materia de “patrimonio” sirven para proteger y divulgar correctamente el significado de un lugar, o, si por el contrario, prostituyen, mercantilizan o vacían ese significado en base a criterios de mercado, correctismo político, etc. ¡Pero no!

Ya va siendo hora de que revelemos el verdadero origen del movimiento LGBT. Antes de los hechos del Stonewall Inn, hubo otra redada en otro bar. Precisamente en el tipo de local que está acostumbrado a las redadas: una herriko taberna.

Herriko Taberna

Herriko Taberna de Matauko. Fuente: Soyuz Gorri

Era una calurosa noche de julio de 1936 y en la herriko de Matauko se reunía la flor y nata del club del pepino vasco: el poeta Lauaxeta (“el Lorca vasco”), el sacerdote y filólogo Azkue, el futuro lehendakari Aguirre y la plantilla del Athletic casi al completo. Entre bertsos y visitas al cuarto oscuro, todo transcurría con normalidad. El cachondo de Aguirre escribía el Estatuto de Autonomía Vasco en una servilleta y el arqueólogo Barandiaran le ponía ojitos desde el otro lado de la barra.

De repente, el general Mola entró en el bar acompañado de un nutrido grupo de militares, carlistas y falangistas varios. Cuando el camarero le preguntó: “¿Lo de siempre, general Mola?”. El muy burro dijo que era el Alzamiento Nacional, que la juerga tenía que acabar y que una reinona apodada “Paca la Culona” iba a ser la que los iba a encerrar en armarios durante 40 años. Entonces empezó la guerra y estos hechos cayeron en el olvido. Ese tipo de olvido que permite que algunas puedan ser “socialdemócratas y feministas”, o en el caso que realmente nos sodomiza lía la mente, “racistas, del PP y homosexuales de pro”.
Por todo ello, en el GAS siempre hemos luchado, luchamos y lucharemos por reivindicar los significados verdaderamente combativos de este tipo de celebraciones. Porque, ante todo, somos unos homófobos rebeldes y nos oponemos frontalmente a la desactivación política, la manipulación, el encasillamiento fácil, las camisas de cuadros y las axilas peludas, las saunas y los trajes de folclórica, el típico buen gusto gay para la decoración y la ropa, las drag queens y los ositos, las bolleras agresivas… ¡No a los tópicos! ¡No nos dejemos etiquetar! Y sobre todo, disfrutad de este gran día, locas.

Basque Gay Pride

Día del Orgullo Gayer (Vasco) en homenaje a los disturbios de la herriko taberna de Matauko. Fuente: Soyuz Gorri

Soyuz Gorri

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s