Wumingada del mes. Parte IV: un sótano, un trono y un elefante

Trooooompa. Cortesía de Auzóctono.

Trooooompa. Cortesía de Auzóctono.

¡La última de nuestras historietas humillantes! La cúpula del GAS abandona su base ultrasecreta en el fondo del mar para contaros sus miserias. Hoy traemos aquí la experiencia (elefántica) de Auzóctono. Ahora os toca a vosotras. Estamos recibiendo varias de vuestras historias, además de algunos paquetes bombas y un montón de ropa interior de señora mayor. Anímate y cuéntanos tu mierda en las excavaciones! ¡No te pierdas esta wumingada!

Siempre he pensado que soy un poco raro, supongo que el viento de este barrio de las afueras de Bilbao en el que vivo tiene la culpa. Mi historia de vergüenza y honor comienza un domingo de mercadillo paseando por la calle con mi madre. Siempre me han gustado los dibujos animados irreverentes y los sigo viendo con mi avanzada edad. En uno de los puestos, vimos una camiseta de Sin Chan, ese niño japonés tan despierto que sale en la tele diciendo guarradas y persiguiendo a jovencitas de buen ver. Y mi madre, que me entiende bien, no pudo menos que comprarla.

Unos meses después me vi con ella —con la camiseta, no mi madre— en la maleta camino de ese país vecino llamado Catalunya y de un castillo en lo alto de un monte con vistas al mar. El sitio era excepcional y la comida también, pero lo mejor de todo era la casa que teníamos por refugio. Recuerdo grandes momentos como una lucha de esgrima medieval en la azotea, en medio de una tormenta, o la «Cabalgata de las valquirias» sonando de fondo mientras desatascábamos un gran atasco provocado por los hijos perversos de uno de los espadachines (creo que de eso hay video).

Pero lo mejor de esa casa era su sótano y el trono que había en él. A su alrededor montamos nuestra base de operaciones nocturnas para evadir el insomnio que provocaba el reloj del ayuntamiento. Y a su alrededor me inicié en el arte de las cartas. El grado de depravación que puede alcanzar una excavación arqueológica es conocido por todos, y es directamente proporcional al grado de desinhibición que provoca el alcohol. Por eso, una noche, decidimos jugar una partida de póker de ese en el que te quedas desnudo si pierdes.

Antes de jugar, nuestro pacto de caballeros marcó que nunca hablaríamos de ello. Hoy, rompo ese pacto sabiendo que sólo quien estaba conmigo en esa sala sabe realmente lo que pasó. Y hablo de pacto de caballeros, porque la partida era principalmente, como decimos en mi pueblo, un campo de nabos. En fin, y yendo al grano para ahorraros el aburrimiento de una historia sin pies ni cabeza, he de reconocer que fui el segundo en caer.

Pero como soy un hombre de palabra, caí a lo grande —o a lo pequeño, según se mire. Por causas del destino, esa noche llevaba puesta la camiseta de Sin Chan que mi madre me había comprado en aquel mercadillo de domingo. Y por causas del destino, esa camiseta era mi penúltima prenda. Así que rendido al destino y haciendo honor de mi promesa, subíme a un barril, bajeme los calzoncillos y bebime un buen trago de vino de la bota que teníamos mientras meneaba mi miembro viril al ritmo, no de Leonardo Dantés, sino del famoso «troooompaaa, troooompaaaa» del niño de los dibujos.

A la mañana siguiente nos levantamos como si nada hubiera pasado, porque todo el mundo sabe que nada de esto pasó realmente…

(Aquí os dejamos nuestras historietas anteriores: la uno -el emperador nudito-, la dos -utilizado por la épica o cómo Batman me quitó la dignidad-y la tres -manual de supervivencia en manada o cómo un hendedor me arruinó la vida)

Auzóctono

Anuncios

2 comentarios en “Wumingada del mes. Parte IV: un sótano, un trono y un elefante

  1. Pingback: Y la wumingada del mes llegó a su fin… ¡Votad vuestra favorita o morid! | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Wumingada del mes. Parte VI: yo excavando y un bonobo frotando sus genitales | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s