¿La arqueología es sexy?

Domingo de vídeo. Hoy toca polemizar un poco. Las del GAS estamos muy enfadadas porque la participación, base de la filosofía gasística, es más que deficiente. Comentad, debatid y librepensad, maldita sea. ¿Acaso os da miedo? ¿Acaso sois amebas Belén Estebanianas? A ver si con un vídeo y un par de escupitajos dialécticos podemos motivaros para que gastéis algunos minutos en dejar alguna reflexión profunda y se produzca algún (jodido) debate. El vídeo que os traemos es un pequeño corto de un artista alemán llamado Christopher Quantrell. De él solo sabemos de esta obra; la ignorancia de Wu Ming para todo en general y para todo en particular nos impide saber si este chiket es conocido o no, si es bueno o no en lo suyo. En cualquier caso, se marcó el corto que os traemos aquí.

Sinopsis en menos de 100 palabras. Spoiler alert. En el vídeo se ve a una germanófila moza de muy buen ver “haciendo arqueología” con un canalillo que le llega hasta el estrato (UE canalillo cubierto por UE camiseta, cortado por UE collar) cuando un arquéologo-jefe-hombre hace aparición. Se miran, se sonríen, se sonrojan, se erotizan. El arquéologo-jefe-hombre se acerca a la cata, pensamos que para darle un número de UE al canalillo de la chica, pero resulta que su mirada, su sonrisa y su sonrojo es porque una venus de barro cocido, sin canalillo pero con dos prominentes pechos le esperaba en el perfil. Decepción para la chica, le han hecho la cobra más arqueológicamente absurda of da wol. Son 111 palabras hasta aquí. A ver si lo hacéis en menos.

Deconstrucción en marcha. El vídeo no tiene desperdicio y cada uno de los segundos de sus 1:35 minutos de duración es digno de sesudos comentarios. En conjunto, el vídeo es un compendio de la (absurda pero lógica en términos de cultura folk capitalista) visión social de la arqueología: ambientes bucólico-exóticos como escenario de la aventura arqueológica (el sonido ambiente de los pajaricos y la música ayudan mucho aquí), atrezzo estándar para demostrar que se está “haciendo arqueología”, con el pincel (el sempiterno pincel) como estrella central del filme o la documentación cienticifica (si parais el vídeo en el segundo 25 veréis que, o manejan un código secreto en arameo para tomar anotaciones o lo que apuntan tiene menos sentido que un sondeo horizontal o un punto cero móvil), arqueólog@s que parecen salidos de un catálogo de FHM, ella maquillada para hacer arqueología y él pariente alemán de Curro Jiménez o de un Yeti con poco pelo… Nada fuera de lo normal… salvo quizá el pequeño detalle de que el coleguita se saca una venus paleolítica muy similar a la de Willendorf, datada en torno a los 22000-20000 años de un perfil en un sondeo que están excavando a paletín y pincel… Hay que ser jodidamente mal arqueólogo, o ser directamente Rompetechos excavando estratos, para no ver una venus del tamaño de un puño metido en el recto en un perfil del que sobresale diez centímetros, por mucho canalillo que tengas, kaben zotz! Hasta Steven Seagal lo habría visto antes, entre otras cosas porque pasa el día sentado en los perfiles. Notas añadidas: los perfiles son una mierda, entre otras cosas porque no se ponen las cuerdas en el borde del sector. Es posiblemente la peor forma de limpiar estratos de la historia, echándose la mierda una y otra vez en el mismo sitio. ¿Alguien me explica que hace la mira en medio de un sector en el que salen venus de Willendorf? ¿No deberían andar con un poco más de ojo? ¿Cuántos millones de tamices tienen? Hemos contado por lo menos tres en el vídeo. En el segundo 44 se puede ver el conjunto de la mesa del arquéologo-jefe-hombre, que es posiblemente la mesa arqueológica más desordenadamente perfecta de la historia: esa mesa es como el pelo despeinadamente colocado, todo está anárquicamente en su sitio, incluido un bocata a medio comer (¿¡!?) que ya habría sido pasto de las moscas en ambientes similares. Me jugaría el testículo derecho de Soyuz Gorri a que esos subcuadros de 1×1 son tan reales y exactos como las encuestas del CIS.

tumblr_n0udzq1usw1s9y3qio1_500

Modelos a-modelos. Fuente: finofilipino.org

Sin embargo, pongamos el punto de mira en lo absurdo-patriarcal de una historia que se titula “La Arqueología es sexy”… ¡Venga ya! Lo que se pretende mostrar como sexy en esta historia es el canalillo de la subordinada-chica, que es protagonista absoluto del corto…. Corto que por otra parte trata de la arqueología caprichosamente, dado que la misma historia podría haberse dado en, literalmente, miles de ambientes distintos. ¿Por qué no “La jardinería es sexy”?  En esta historia que Wu Ming se acaba de inventar ahorita mismo, una intrépida jardinera está regando unas flores en medio del Amazonas cuando su jardinero-jefe-hombre se acerca y se miran lujuriosamente. El jardinero, al acercarse, turba a la jardinera, que cierra su manguera en espera de un apasionado beso orquídea-style. Sin embargo, el jardinero-jefe-hombre realmente estaba mirando una amapola que crecía desprevenida detrás de la jardinera, que se decepciona mucho al ver cómo el jardinero-jefe-hombre le hace el amor a la amapola detrás de un ar-bush-to. Resulta que la amapola era menor de edad y detienen al jardinero, que es salvajemente violado en una cárcel por unos negratas con tatuajes de “I love mama” en el brazo. Steven Spielberg, te regalamos esta ida de olla por si quieres convertirlo en una hez que valga millones, como nos tienes acostumbrados.

Pero volvamos al canalillo. Ese canalillo objetivador y alienante es casi más importante que la propia chica en sí dentro del intrincado argumento del vídeo, digno de una película de Rocco Sifredi. Y a pesar de que la subordinada-chica le lanza un all in erótico al arquéologo-jefe-hombre, este pasa por encima de sentimientos banalmente femeninos y se concentra en lo importante, la cencia. En un giro argumental imprevisible, y pasando del canalillo de ella, lo que realmente le importa es la otra venus, un pelín más viejuna pero más cienticifica. Esta figura del arqueólogo-hombre tan metido en su trabajo que es incapaz de sentir otra cosa que no sea academia y amor por el conocimiento es otro de los clásicos del cine arqueológico y de la cultura occidental en general. Solo cuando tiene un pequeño descanso en su aventura por la sabiduría o el tesoro puede seducir y conquistar a la subordinada-chica, que pocas veces suele tener un papel más activo que resistirse un poquico a los embistes fálicos de él (ejemplos a bote pronto: Indiana Jones 2, El templo del oro, Jack Hunter…). Pero en este caso pasa olímpicamente de ella; profundísimo gag digno de Monty Python, jamás visto nunca en la vida. Casi no me ha dado tiempo de ir al baño para descargar el orín que se me escapaba por la risa contenida. ¿A ella le importa? ¡No! Sonríe, porque en realidad lo que le gusta de él es la dedicación apasionada a la arqueología. “¡Ya le conquistaré con otro canalillo!” dijo ella para sí. Mira, simpática, lo que tienes que hacer es dejarte de subordinaciones patriarcales y a ver si la próxima vez nos fijamos en las venus del Paleolítico Superior que te dejas en los perfiles. Y a ver si nos empoderamos un poco y dejamos de depender de esa figura masculina-autoritaria que tanto nos facilita la existencia pero que nos degrada canalillamente.

¿Deconstrucción derridiana? ¿Polémica servida? ¿Ida de olla? Lo sabremos en los comentarios al vídeo.

Pasad un buen domingo, gasófilos míos. ¡Lunes is coming!

Wu Ming

Anuncios

2 comentarios en “¿La arqueología es sexy?

  1. Pingback: El calostro y las cosas. Capítulo 2: estructura de clases en las excavaciones de verano (I). Los tipos de jefes | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Wumingada del mes. Parte VI: yo excavando y un bonobo frotando sus genitales | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s