Autoconsumo y megalitos: construyendo nuestra propia tumba

Megalithic_grave_Harhoog_in_Keitum,_Sylt,_Germany

Tumba en Keitum, Alemania. Fuente: Wikipedia.

Tras su primera incursión en el mundo del GAS, El Perro de Chulainn nos deleita con otra interesante aportación tamaño megalito por la cual Wu Ming queda eternamente agradecid?. ¿A qué estáis esperando para enviar vuestras colaboraciones y que Wu Ming pueda destruirlas a gusto? ¿Acaso no hay ovarios? ¡Venga! Animaos y participad. Hagamos de esto algo colectivo de verdad.

Wu Ming me provoca. O eso he sentido cuando leí el post que dedica a esa magnífica canción sobre Stonehenge (de los creadores de “What the f**** does the fox say?”). Así que aquí vuelvo.

Y es que esa pregunta sobre Stonehenge en realidad se puede lanzar no solo a ese yacimiento sino a todo el conjunto de yacimientos megalíticos que se encuentran en otras regiones, tanto en las costas del Mediterráneo como a lo largo de la costa Atlántica. Bueno, de la costa del Atlántico y de sus mares, o de otros mares, porque el Atlántico es muy grande pero si varios mares más pequeños se juntan, a lo mejor la marea es mayor y…. Pero me voy por las ramas.

Entre estos monumentos, además de Stonehenge, se incluyen otros tan espectaculares como New Grange en Irlanda, Carnac en Bretaña, o tumbas megalíticas menos conocidas, pero igualmente cucas como la de Keitum, Alemania; o esta de Borger-Odoorn, en Holanda. Hasta aquí las fotos que podéis ver en Wikipedia.

foto 1

Alineamiento de menhires en Carnac. Fuente: Wikipedia

La Prehistoric Society dedicó precisamente su congreso de este año a los orígenes de la monumentalidad y entre las ponencias incluyó una a cargo de Friedrich Lüth titulada “Early monumentality and the role of fishermen societies”. Básicamente su ponencia se basaba en lo siguiente: ¿qué haces si eres un arqueólogo vinculado a la gestión de patrimonio subacuático, te dan un proyecto de cienes y cienes de miles de euros y Wu Ming no ha abierto su blog todavía? Su respuesta: pues excavaciones subacuáticas para indagar en los orígenes de la monumentalidad megalítica. O por ser un poco más concretos: para ir a excavar yacimientos sumergidos para explorar la relación entre las poblaciones costeras de la Europa mesolítica y los monumentos megalíticos. Además de las esdrújulas.

200px-Hunebed-d27

Tumba megalítica en Borger-Odoorn. Fuente Wikipedia

No os voy a contar todo el rollo. Solo quiero centrarme en la necesidad de investigar el mesolítico a varios metros bajo el mar. Porque tan acostumbrados estamos a mirar el mapa de Europa hoy día –y a ver los mapas de distribución de yacimientos sobre los mapas de Europa hoy día– que olvidamos que hace unos pocos miles de años –y no hablamos de tanto– el perfil de las costas europeas era muy diferente (Friedrich y unos colegas hablan un poco de ello aquí o aquí). Y lo que es más importante: que el panorama cambió conforme fue subiendo el nivel del mar en un periodo de tiempo relativamente breve: unos mil o dos mil años. La pregunta, en el fondo, es cuál fue el impacto que estas transformaciones tuvieron en las poblaciones de las costas Europeas de la época. Una pregunta que hoy está muy de actualidad.

Sin título

New Grande. Fuente Wikipedia.

Porque lo del cambio climático es vox populi, diga lo que diga el primo de Rajoy (si hasta Carlos Taibo y el papa Francisco coinciden quizá haya algo de verdad). Pero es que Rajoy no se entera, o no quiere enterarse, porque hace poco el gobierno ha sacado el segundo borrador sobre la regulación del autoconsumo de energía eléctrica, que pretende tasar la producción doméstica de energía eléctrica (los paneles solares en el techo de tu casa o tu comunidad de vecinos, vamos). Del asunto ya se hablaba desde hace tiempo, como por ejemplo aquí. Pero que saquen esto en pleno año de la Cumbre del Clima de París lo hace todavía más sorprendente. ¡Si hasta los líderes del G7 se han vuelto ecologistas! Bueno, quizá debería haber cerrado esa frase con una interrogación. Porque en esto, como en otras cosas, no va a venir nadie a salvarnos, así que más nos vale que nos vayamos poniendo las pilas. Y rechazar estas medidas en uno –de tantísimos– puntos por los que empezar.

foto

Técnicas avanzadas de arqueología subacuática: excavación con rayo láser. Fuente: http://www.maritimearchaeologytrust.org/bouldnor

De todos modos, caray Rajoy, mucho paseo en bicicleta, sí, muy verde tú, pero si se aprueba esto como un día nos toca ponernos de nuevo a construir megalitos solo espero que las piedras las arrastres tú (o que te condenen a bailar la coreografía de “What the fox say” por el resto de tus días).

QdJajl3eSZx4tjSyM49kGzcuW_F2uvE2UnUBtYmYxITy2Y2_8NcvJjo9sueAkkQNcKIr2WlSjB9AcWVLXDGSpUZf=s240

Ojalá fuera verdad. Pero la tiene. Fuente: http://www.memegen.es/memes/rajoy

 El Perro de Chulainn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s