Alatriste, ¿el misterioso (y cabrón) espadachín de Amaiur?

Figura 1: Imagen general del yacimiento. Fuente: 1512-2012.com

Imagen general del yacimiento. Fuente:1512-2012.com

El yacimiento arqueológico de Amaiur (Nafarroa, Espa…, eh, Europa) nos ofrece un nuevo tesoro que vascos y vascas podremos admirar en lo que nos quede de existencia. Y es que, agárrense los nachos o machos o chachos: ¡se ha encontrado la legendaria espada de Alatriste!

Antes de nada, situémonos un poco. Amaiur es una localidad del norte de Navarra y todo un santuario para el alma nacional vasca. Entre cacas de vaca y contrabandistas pirenaicos, este pueblo es el símbolo viviente de la resistencia navarra frente al invasor español. Como todas sabemos, los españolazos (léase Manolo Escobar, Sergio Ramos y la plana mayor de 13TV) invadieron el Reino de Navarra en 1512, acabando con la independencia de la monarquía más libre, democrática, igualitaria, euskaldún y republicana de Europa. Bajo la represiva bota de los reinos de Castilla y Aragón, algunos navarros fieles a Enrique II de Navarra emprendieron diversos intentos de reconquista en los posteriores años, pero éstos fueron inútiles. Finalmente, el Castillo de Amaiur, fue el último reducto de defensivo de aquellos navarros de bien: en 1522, la fortaleza defendida por unos pocos 200 hombres tuvo que hacer frente al asedio de más de 10000 invasores españoles, para finalmente ser destruida.

Imagen del monumento en pleno homenaje. Fuente: 1512-2012.com

Imagen del monumento en pleno homenaje. Fuente: 1512-2012.com

En 1922 se erigió un monumento en homenaje a aquellos resistentes. En 1931 fue volado, aunque finalmente reconstruido en 1982. Vascos y vascas acudimos allí cada día de cuclillas y con una zanahoria en la boca para guardar en nuestra memoria a aquellos patriotas del siglo XVI.

Desde hace unos años, junto al monumento, se han excavado varias estructuras pertenecientes al legendario castillo y campaña tras campaña, los habitantes de Amaiur se vuelcan con el proyecto y éste constituye uno de los mejores ejemplos de Arqueología en comunidad que se hayan visto. Se han encontrado algunas monedas, balas de cañón y una espada. Sí, sí. ¡Una espada! Hay varias teoría acerca de su dueño (porque dueña no podía ser, ¡carajo!, aquí bromas feministas las justas, que esto es arqueología patriótica y no matriótica). Se habla de que podría haber pertenecido a Velaz de Medrano, líder de la defensa, o incluso al negro Jorge, un Samuel Eto’o de la época: luchaba como un negro, para vivir como un blanco. Es difícil saber si la espada pertenecía al bando asaltante o al defensor. Personalmente, me inclino en pensar que su dueño era don Diego de Alatriste, que como buen españolazo algo tendría que ver con el odioso asedio. Como bien sabemos en mi país, los problemas siempre vienen de Madril y eso hace que el mismísimo Alatriste sea un sospechoso a tomar en cuenta. Si no fuese porque el hallazgo es espectacular, vomitaría sobre la espada de tan feroz enemigo del pueblo vasco.

Cortesía de Wu Ming. Fuente: memegenerator.es

Cortesía de Wu Ming. Fuente: memegenerator.es

Como bien se dice en este artículo (que no tiene pérdida, amigas y amigos): “Es una espada más bien larga y bastante fina. Mide aproximadamente un metro y treinta centímetros y, al igual que Nafarroa desde que capitulara Amaiur, está rota.” Esa Navarra rota, pero en proceso de reconstrucción y cambio (¿sí?), que ayer, 15 de agosto, celebró la Batalla de Orreaga (o Roncesvalles para los invasores). Pero esa es otra historia que en otro momento nos tocará tratar. Por el momento, sólo nos queda gritar: “¡Amaiur y cierra Euskal Herria!”

Soyuz Gorri

Anuncios

5 comentarios en “Alatriste, ¿el misterioso (y cabrón) espadachín de Amaiur?

  1. Pingback: MEMORIAS DE UN MUNDO FUTURO: AMAIUR Y EL PROCÈS | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: 12 de octubre, ¿día de qué? | Grupo Arqueología Social

  3. Pingback: Ocio en el castillo de Ocio (Ocioinception). Una introducción a la arqueología de los picaderos | Grupo Arqueología Social

  4. Pingback: El Cid, la leyenda contra la Historia (o donde caben dos, caben tres) (II): qué se ha dicho de Rodri | Grupo Arqueología Social

  5. Pingback: La dulcificación de la historia en TV: los Reyes Católicos (o no se sabe quién monta a quién) | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s