Operación U.N.C.L.E. vs Operación PAPERCLIP: nazis, nazis everywhere (incluso en los EE.UU.)

Un comunista-nazi estándar. Fuente: www.tumblr.com

Un comunista-nazi estándar. Fuente: http://www.tumblr.com

Vaya adelante que me gustó Operación U.N.C.L.E. y que soy bastante flan (palabro gasiano para “fan”) de Guy Ritchie (no de su hermano gemelo malvado, el que se casó con Madonna y que hizo ese monumento al truño que fue “Barridos por la marea”). Lock and Stock y Snatch son dos PELICULONES (con mayúsculas) y las dos pelis de Sherlock Holmes son excepcionales (me daba miedo que un héroe de mi infancia se pusiese a hacer artes marciales, pero mereció la pena el rejuvenecimiento de Mr. Holmes) y el tipo este sabe mucho de montaje, de guión y de música. Operación U.N.C.L.E. es una buena peli y muy recomendable entre tanta basura que nos estrenan por aquí.

La peli retoma la idea de una serie de los años 60, The man from U.N.C.L.E. que fue bastante existosa en su día y que juntaba a un espía de EEUU (Napoleón Solo) y uno de la URSS (Ilya Kuryakin) en los tiempos de la Guerra Fría para vivir intrépidas y sesenteras aventurillas por aquí y por allá. La película que acaban de estrenar nos cuenta como se inició la colaboración de estos dos espías para buscar a un cienticifico alemán (Udo Teller) que ha sido secuestrado por dos simpatizantes nazis (la sensualmente inteligente Victoria Vinciguerra y el sensualmente imbécil Alexander Vinciguerra) para que les fabrique una bomba nucelar (se dice nucelar). Esto no le mola a los gobiernos de las dos superpotencias y deciden poner a sus mejores espías en marcha. Nota del editor: a la derecha (metafóricamente hablando) pueden contemplar a un Hugh Grant jodidamente envejecido pero británicamente encantador intentando remontar su carrera después de… ser Hugh Grant.

Cartel de la película objeto de destrucción por el GAS. Fuente: http://www.lascosasquenoshacenfelices.com

Cartel de la película objeto de destrucción por el GAS. Fuente: http://www.lascosasquenoshacenfelices.com

El detalle que me ha traído a escribir esto se produce al inicio de la película. El espía Napoléon Solo (menuda mierda de nombre, baidagüei) está hablando en Berlín oriental con la sobrina del cienticifico alemán (una preciosísima Alicia Vikander) para convencerla de que pase al lado occidental para echarles un cable en eso de buscar a su papi. Pues bien, no recuerdo muy bien el diálogo concreto porque la vi en el cine y me da pereza buscarlo en una web piratilla, pero fue algo así:

Napoleón Solo: preciosísima Alicia Vikander en el papel de Gaby Teller, necesitamos su ayuda porque su padre está en manos de post-nazis malvados que quieren construir una bomba nucelar para petarnos el cacas a los Estados Unidos de América, el mejor país del mundo. Queremos que se venga con nosotros para que seamos los Estados Unidos de América, el mejor país del mundo, el que le petemos el cacas al resto.

Preciosísima Alicia Vikander en el papel de Gaby Teller: ¿Y qué más sabe de mi padre?

Napoleón Solo: sé que es uno de los mejores cienticificos que había en Alemania. Y sé también que él no era nazi, que se vio obligado a trabajar por la fuerza (la cursiva, el subrayado y la negrita son mías, casi no se notó en el cine… porque es hablado entre otras cosas).

¡Hete aquí la moralidad estadounidense! Resulta que para que los Estados Unidos de América, el mejor país del mundo, hagan el esfuerzo de rescatar a este tipo y traerlo a trabajar para el gobierno usamericano es que NO fue nazi y que fue obligado a trabajar por la fuerza. Claro, es que si es nazi ya nos viene mal porque el espectador medio lo flipaba en colores. “¿pero cómo van a ayudar a un tipo que era nazi? Nazis malos. Nazis caca. No se ayuda a los nazis. Ya no me gusta esta peli en la que ayudan a nazis malos y cacas”. Y esto se resuelve diciendo que se vio obligado a trabajar por la fuerza. Estados Unidos de América no es solo el mejor país del mundo, sino que además es un país con una moral férrea que te cagas por la pata energy

Selfie de los científicos de la Operación Paperclip. Si es que son tan monos… dan ganas de achucharlos uno por uno, ¿verdad? ¿Alguien se ha dado cuenta de que no hay mujeres en la foto? Fuente: wikipedia.org

Selfie de los científicos de la Operación Paperclip. Si es que son tan monos… dan ganas de achucharlos uno por uno, ¿verdad? ¿Alguien se ha dado cuenta de que no hay mujeres en la foto? Fuente: wikipedia.org

… O no. Tras la Segunda Guerra Mundial el gobierno usamericano puso en marcha la llamada Operación Paperclip, cuyo objetivo era traer a los científicos nazis especializados en armas balísticas (las llamadas “Wunderwaffen” o Armas Maravillosas del Tercer Reich) para trabajar en Estados Unidos de América, ¿el mejor país del mundo? Algunos de estos estaban lejos de presentar dudas sobre su pasado nazi. Por ejemplo, Wernher von Braun, diseñador de los proyectiles balísticos V-2, fue miembro del partido nazi y militó en las Waffen SS. Y así otros como Arthur Rudolph o el amigo Otto von Bolschwig, que trabajó junto a Adolf Eichmann, el angelito responsable de la Solución Final. Según una reciente investigación de Annie Jacobsen, hasta 1600 científicos nazis fueron llevados secretamente a Estados Unidos, país de moralidad intachable que juzgaba Nurembergemente a las estrellas pop del nazismo pero protegía a los cienticificos que les podían echar un cable con eso de la carrera armamentística. ¡Bum! En tu cara Franklin delculo Roosevelt. Podéis ver un documental con la investigación de Annie Jacobsen aquí.

Insisto, Operación U.N.C.L.E. es una buena película y sigo siendo flan de Guy Ritchie. Pero me produce cierto dolor de escroto esa manía hollywoodiense por el maniqueísmo y la falsa supremacía moral que les lleva a manipular la Historia lo que les da la gana. Todo tiene que cuadrar para el espectador: los buenos son los buenos y los malos son los malos, no vayamos a confundirnos. Si exploramos esta idea nos damos cuenta de que incluso los personajes más malotes del cine, si son los “héroes”, siempre tienen una moralidad que en última instancia le llevan a hacer el “bien”. Pongamos que hablo de Hannibal Lecter, Walter White (al final de la serie se redime de todos los pecados. Y tiene que morir, que no se ha portado bien), Dexter o Ed Harris en La Roca. Pero dejemos de desvariar ahora, que esto nos puede llevar por caminos inescrotables.

Id al cine, carajo.

Max

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s