Efeméride: 42 años del asesinato de Salvador Allende

Gafas de Salvador Allende halladas en los escombros del palacio presidencial. Fuente: La Jornada.

Gafas de Salvador Allende halladas en los escombros de La Moneda. Fuente: La Jornada.

Hoy se conmemoran los 42 años del asesinato de Salvador Allende, presidente democrático del gobierno de Chile, a manos de los secuaces golpistas de Augusto Pinochet, quienes establecerían una larga y cruenta dictadura en este país. Hoy se suceden homenajes en torno a su figura por parte de los sectores sociales que se consideran democráticos.

Podríamos hablar largo y tendido sobre él y su legado, y más teniendo en cuenta el poco nivel de honestidad y compromiso que alcanzan hoy las democracias liberales burguesas, en poder de las oligarquías, pero no vamos a hacerlo. Preferimos dejaros con sus últimas palabras al pueblo chileno (haz click aquí para escucharlas o aquí para leerlas).

Salvador Allende y los leales a la democracia resistiendo en La Moneda. Fuente: el único modo.

Salvador Allende y los leales a la democracia resistiendo en La Moneda. Fuente: el único modo.

Ante estos hechos [el golpe de Estado por parte de algunos militares, apoyados por el capital foráneo y las oligarquías] sólo me cabe decir a los trabajadores que yo no voy a renunciar (…). Pagaré con mi vida mi lealtad al pueblo (…) No se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La Historia es nuestra y la hacen los pueblos (…)

Me dirijo, sobre todo, a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros, a la abuela que trabajó más, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la Patria, a los profesionales patriotas que siguieron trabajando contra la sedición auspiciada por los colegios profesionales, colegios de clases para defender también las ventajas de una sociedad capitalista de unos pocos.

Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron y entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos, porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente; en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando las vías férreas, destruyendo lo oleoductos y los gaseoductos, frente al silencio de quienes tenían la obligación de proceder. Estaban comprometidos. La historia los juzgará.

Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz ya no llegará a ustedes. No importa. La seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal con la Patria.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

Trabajadores de mi Patria, tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

Wu Ming

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s