Tras el Big Bang… ¡Bum! Se hizo el Mullet

Figura 1

Soyuz Gorri de niño (izquierda) y Soyuz Gorri de come-niños (derecha, en la actualidad) (Fuente: álbum familiar)

Millones de personas se estarán preguntando ahora mismo: ¿qué c… es el “mullet”? Alguna persona avispada o con mucho tiempo libre o un mundo interior vacío o nada que hacer salvo estuches de punto de cruz y fundas para el mando de la tele, sabrá que el mullet es el peinado “que es formal por delante y fiestero por detrás”. O algo así. Pensemos en MacGyver, David Bowie, los “rednecks”, los años 80 en general o en cualquier txosna triki-vasco-alternativa en plena efervescencia.

kim mullet

Kim Jong-un también se apunta a la moda mulletiana. Cortesía de Mrs. Margaret.

¿Qué tipo de matojo capilar cubre esos preciosos cráneos? ¿Lo cubre de forma uniforme? Nope. Hablamos del peinado líder imbatible en mi país (Canadá), tan característico que aquí lo llamamos “peinado borroka” o “peinado jurru”, aunque hay profesionales en peluquería que han preferido hacerse el harakiri antes que pronunciar la palabra “peinado” ante semejante diabólico esperpento. Ése, y no otro, es el mullet.

Figura 2

Familia random flipándolo mucho con el mullet (y el peyote). Fuente: cdn.shopify.com

¡Pues bien, put*s sin criterio! El mullet es “tan viejo como el mundo”. (¡Chúpate esa datación por carbono 14, me paso tu calibración por el quasar que tengo por ano!). En 2007, se publicó un libro titulado Mullet Madness!: The Haircut That’s Business Up Front and a Party in the Back en el que se hacía un breve repaso histórico de esta cuestión tan crucial en nuestras alienadas vidas de “losers de secano”. Esta obra seminal (jajá, imposible no tener risilla floja con tal palabra) que por supuesto NO HE LEÍDO, asegura que hay evidencias arqueológicas que demuestran que el mullet lleva siendo trendy al menos desde “los mesopotámicos” o antes (why not?). Las hieráticas esculturas tipo Kuros del Período Arcaico greco-syrizeño (siglos VIII-VI a.C.) son una buena muestra de ello.

scary-kid-mullet

El GAS anuncia que encontró a la “niña de Rajoy”. Fuente: mulletsighting.com

Las razones prácticas que justifican tal horror estético radicarían en mantener la frente despejada pero protegiendo la nuca del sol, el frío o la lluvia. Seguramente estemos hablando de uno de los peinados más habituales y populares a lo largo de la historia humana. Y eso hace que un frío escalofrío recorra nuestra sudorosa espalda de jornaleros/as – arqueólogos/as. Es como cuando supimos que las esculturas greco-latinas estaban originalmente pintadas con colores primarios que combinan tan bien como el rojo, el amarillo y el azul. Imaginarse al Augusto de Prima Porta como al payaso de Micolor es algo difícil de digerir, pero para algo en Arqueología somos un poco “Mythbusters”.

Figura 3

Kuros syrizeño con mullet (izquierda), el pagafantas mohicano fiel a su estilo (centro) y Augusto diciendo “hola, niñoh, cómo echán uchede” (derecha). Fuente: elaboración propia con Paint, mucho cariño y 30 segundos de Google.

En fin, con todo esto, tal vez debamos replantearnos algunas cosas y admitir que el mullet quizá mole para algo más que para avergonzarse de fotos ochenteras/noventeras o para aparecer en murales de solidaridad con presos políticos que luego serán retirados mediante orden judicial. El mullet es Historia y siempre habrá fundamentalistas como el último mohicano para demostrárnoslo. (¿Por qué creíais que era el “último” mohicano? A ver quién pilla cacho de esa guisa, sin que haya una herriko taberna cerca…). Con todo, o sin nada, ¡larga vida al mullet, gentuza con sensibilidad capilar!

wu ming mullet copia

Retrato de Wu Ming mullet-style. ¿A que es adorable? Cortesía de Mrs. Margaret

Soyuz Gorri

Anuncios

3 comentarios en “Tras el Big Bang… ¡Bum! Se hizo el Mullet

  1. Pingback: Hipsters: machismo, elitismo y la decadencia de Occidente | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Donostia 2016: capital cultural sin palETA de colores | Grupo Arqueología Social

  3. Pingback: “El antropólogo inocente” de Nigel Barley. ¿Un profeta del GAS? | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s