“Una puta página feminista”

2

Captura de pantalla de FB (6/3/16).

Que vivimos en un sistema heteropatriarcal que reprime y asesina al más mínimo pataleo es un hecho. Pues bien, hace unos días, publicábamos una entrada en la cual hablábamos sobre cómo dos siglos de prehistoriadores (varones, hombres, machos, masculinos) quizás han calificado como “mujeres desnudas”, “vulvas” y “formas femeninas” por demás motivos y producciones artísticas del Paleolítico. Y es que si los hombres cisgénero de hoy estamos obsesionados por echar un polvo, cómo no iban a estarlo también los del Paleolítico, joder, macho, no me toques los cojones. (Nótese la ironía).

Pues bien, nuestros colegas de Celtiberia.net quisieron compartir en su Facebook ese mismo post (aprovechamos para agradecerles su amabilidad por compartir nuestros contenidos). Hasta ahí todo bien; mejor aún, chachi piruli.

4

Captura de pantalla de FB (6/3/16). Aquí nadie se entera de nada, por lo visto.

El aluvión de críticas fue brutal. A las miembras del Grupo de Arqueología Social nos encanta tocar los cojones (término muy adecuado), tener haters y darle un poco de alegría macarena a la vida, pero hay cosas que, por principios, no estamos dispuestas a pasar por alto. La gran mayoría de los comentarios nos hicieron ver que el feminismo es absolutamente necesario. Y que, desde nuestro terreno, podemos colaborar con una imprescindible arqueología feminista, algo que no hemos inventado nosotras, ni mucho menos. Te dejamos un par de artículos de los últimos años para descargar en pdf si te mola este rollo: “Feminismo, teoría y práctica de una arqueología científica” y “La arqueología feminista en la normatividad académica” (Hay un buen número más por ahí; para la arqueología te recomendamos a las autoras Almudena Hernando y Assumpció Vila Mitjà).

Dando un repaso a todos los comentarios que se nos están haciendo últimamente, hemos llegado a la conclusión de que algo estaremos haciendo bien cuando conseguimos que ciertas personas se enerven, delatándose a sí mismas y a su miedo a perder esa posición dominante (y la mayoría de las veces ignorante) de la que vienen sacando tajada desde hace muchos años.

1

Mario Casado dando ¡zascas! Captura de pantalla de FB (6/3/16).

¿Qué pretenden conseguir con esa supuesta “arqueología absolutamente científica” al margen de cualquier ideología? ¿No entienden que detrás de esa afirmación hay mucha ideología? No podemos olvidar que hoy día absolutamente todo es política, sin que ello conlleve estar ligado a ningún partido político ni a unas siglas determinadas. La arqueología es, al igual que todas las disciplinas que estudiamos, una herramienta que debemos utilizar para devolver a la sociedad todo aquello que ésta nos da. No podemos pretender crear kilos y kilos de informes y memorias llenas de datos, tablas, números y gráficas. Aquellos y aquellas que atacan la arqueología feminista, no entienden (o no quieren entender) que es necesaria porque la mujer ha sido invisibilizada sistemáticamente, y que nosotras no queremos limitarnos a hacer una arqueología de género con la que describir las actividades de la mujer.

Oprah You Get a Car feminist

Aquí estamos, muy preocupadas por las críticas. Cortesía de Brandine. Fuente: memegenerator.

Nosotras queremos y luchamos porque la arqueología sea una de las tantas herramientas que utilizamos día a día para conseguir nuestros objetivos. Queremos cambiar la forma en la que se ha hecho arqueología hasta ahora para poner a las mujeres de las sociedades que estudiamos en el lugar que merecen, para ponernos a nosotras y a otras tantas investigadoras en el lugar que merecemos/en, por dejar en evidencia que la arqueología y la academia han sido y siguen siendo androcéntricas. Estamos politizadas, comprometidas y orgullosas de ello. Sería maravilloso poder decir que las personas hemos creado la arqueología, pero hemos de afirmar que han sido los hombres (con muy pocas excepciones) quienes han dirigido y creado la arqueología, al igual que la mayoría de ciencias. La arqueología, al igual que la memoria y el espacio que habitamos, es una construcción social, y por lo tanto se corresponderá con el paradigma dominante, que es sin duda alguna el heteropatriarcado. Queremos que la arqueología deje de ser una herramienta más para subordinarnos y perpetuar unos roles que nos ponen en un segundo plano.

Samuel Johnson Reading machismo

Cortesía de Brandine Von Meme

 Total, aunque el tema de la arqueología feminista daría para estar escribiendo post mil y una noches (algo que probablemente hagamos) vayamos al grano, con estas palabras de María Cruz Berrocal (el texto completo lo dejamos aquí):

Más importante me parece señalar la raíz común de la arqueología feminista con las que, probablemente, son las dos arqueologías contemporáneas más críticas: la arqueología indigenista (Conkey 2005), y la arqueología poscolonial (Wylie 1997; Bray 2005) (la relación entre feminismo y poscolonialismo es consistente a través de las disciplinas; por ejemplo, Harding 1998). El activismo político que subyace a todas estas formas de producir arqueología es similar: se trata de dar una contrapartida crítica a la arqueología tradicional producida por hombres blancos occidentales de clase media-alta.

Mientras tanto, nosotras vamos a seguir siendo felices, ayudándonos las unas a las otras a seguir creciendo y aprendiendo, porque somos arqueólogas, feministas, y no, no estamos amargadas ni frustradas porque algún hombre nos ha rechazado, no queremos estar “ahí” por ser mujeres ni nos vais a hacer llorar con vuestros intentos de desacreditarnos. Al contrario; no vais a conseguir ni un ápice de lo que os proponéis, machitos.

Brandine Von Mierder & Magnífico Rector

Anuncios

7 comentarios en ““Una puta página feminista”

  1. La historia es la que es. No podemos (no podéis) cambiarla. No intentéis reescribirla para justificar en el pasado algo que las mujeres habéis logrado conseguir (sí, aunque falte mucho que hacer, piensa en nuestras abuelas) tras tanto esfuerzo, ahora, en el mundo de hoy. La mujer ha estado oprimida, reprimida, anulada… por todas (generalizo) las sociedades por considerar que la fuerza física y la violencia eran atributos superiores (en un mundo innegablemente violento; todo tiene su lógica). Es en este momento histórico en que la humanidad puede darse cuenta (y esa es labor del feminismo) de que la especie humana persiste por la cualidad intransferible de las mujeres de ser madres, y no por la violencia de culturas androcéntricas que ha gobernado el mundo (en general) desde que se puede hablar de culturas. En realidad hombres y mujeres no somos iguales. Como individuos de una sociedad en un estado natural de paz debemos ser tratados con iguales derechos y obligaciones. Pero no somos iguales. ¿O acaso creéis que aquello de “las mujeres y los niños primero” es otra muestra de machismo? No, se trata de algo mucho más simplemente profundo: las mujeres y los niños representan la supervivencia del grupo en una situación desesperada. Por eso los supuestamente “superiores” debido a sus atributos físicos son prescindibles llegado el momento. Ese es un aspecto del desarrollo violento de la historia (hablo de guerras y conflictos) que ha quedado sepultado también entre la situación general de sometimiento de la mujer. Porque, como digo, da igual lo que diga cualquier cultura sobre el tema: no somos iguales, porque la mujer es un escalón más importante desde el punto de vista biológico. Desde el punto de vista sociológico es en el ahora, tras 3000 años de desarrollo de civilización occidental, cuando debemos preocuparnos de sacudirnos todas las gilipolleces sexistas que hemos arrastrado a lo largo de los siglos. Y siento deciros que esos cambios en la sociedad no se producen de manera rápida: cualquier cambio cultural (pacífico) lleva mucho más tiempo del que a nuestra cultura de la inmediatez le gustaría. Pero eso no significa que no se hayan hecho avances monumentales y que cada día se avance un poco más, espero que en la dirección correcta: en la de reconocer que hombres y mujeres somos seres individual y biológicamente distintos que deben tratarse unos a otros social y culturalmente igual.

    Me gusta

  2. Pingback: El calostro y las cosas. Introducción y Capítulo 1: el índice/síndrome de bonobismo | Grupo Arqueología Social

  3. Una duda rápida que me acaba de surgir al leer esto -que igual peco de ignorante, pero aún estoy iniciándome en esto de las diversas corrientes teóricas en arqueología-, ¿arqueología de género y arqueología feminista son sinónimos o existen diferencias notables entre una y otra?

    Le gusta a 1 persona

    • Amasamune, la diferencia fundamental es el carácter político de la arqueología feminista, así como una expansión de las temáticas. La arqueología de género normalmente está enfocada a la determinación y localización del género (normalmente femenino) y/o sexuar los restos antropológicos y a analizar la identidad de género dentro de un contexto determinado (no se nace mujer: se llega a serlo). La arqueología feminista trata de llevar más allá esta identificación y analizar el sujeto femenino dentro de un sistema de opresión patriarcal, evidentemente, con una consecuencia política directa. Esto es, la arqueología feminista trata de analizar el sistema patriarcal para así desnaturalizarlo y entender que el patriarcado no es natural y que se da bajo unas condiciones sociales determinadas y, por tanto, que puede revertirse. Todo ello, claro está, a través de la cultura material y la relación que las sociedades establecen con ella. Te recomendamos, por ejemplo, hay muchos en la red, este artículo de Margarita Sánchez Romero: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/arqueoweb/pdf/15/SanchezRomero.pdf

      Me gusta

  4. Qué vergüenza! Todos esos que hacen alarde de la “Ciencia” son los mismos que reproducen nuestra mierda de sistema patriarcal y heteronormativo y lo trasladan a sociedades del pasado, sin tener ni idea, ¡VIVA LA CIENCIAAAAA!.
    Ánimo compañeras yo también me metí en un jardín por escribir un artículo sobre Arqueología feminista, Dios, que feminazi soy 😉

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s