¡Venid a ver la violencia inherente a la arqueología!

En esta ocasión os traemos un remake de Los Caballeros de la mesa cuadrada, más concretamente la escena de los campesinos anarquistas, que podéis ver aquí. Pero, en lugar de estar protagonizada por zombies (que es lo que se lleva últimamente), está protagonizada por arqueólogas del GAS, que intentarán luchar contra la opresión de un director de excavación ilegítimo.

Se abre el telón, y aparece Arturo, Señor Rey/Director de la Excavación, que se dispone a visitar un sector abandonado de su proyecto en busca del coordinador. En ese sector trabajan día y noche Wu Ming y Brandine, y Arturo se dispone a hablar con ellos. Lo que no tiene en cuenta Arturo, es que no son dos arqueólogas esclavas cualquiera. Wu Ming y Brandine son miembras del GAS, e intentarán, desde su subalternidad, derrocar el sistema autoritario al que son sometidas por la Academia. 

ARTURO: ¡Buena anciana!

WU MING: Hombre.

ARTURO: Ah, perdón. ¿Qué coordinador vive en aquél sector?

WU MING: Tengo treinta y siete.

ARTURO: ¿Qué?

WU MING: Treinta y siete años. No soy un anciano.

ARTURO: ¿Cómo querías que te llamara?

WU MING: Podría llamarme Wu Ming.

ARTURO: No sabía que te llamabas Wu Ming.

WU MING: No se ha molestado en averiguarlo.

ARTURO: Ya me he disculpado por lo de “anciana”, pero es que por detrás parecías…

WU MING: Me opongo a que automáticamente se me trate como a un inferior.

ARTURO: Bueno, YO soy director…

WU MING: Con que director, ¿eh? Muy bonito. Y ¿cómo lo consiguió? Explotando a las arqueólogas, aferrándose a un dogmatismo cientificista que perpetúa las diferencias económicas y sociales de nuestra profesión. Si alguna vez queremos progresar…

BRANDINE: Wu Ming, aquí hay una basura suculenta. Oh, mucho gusto.

ARTURO: Te saludo, buena mujer. Soy Arturo, director de la excavación. ¿De quién es ese sector?

BRANDINE: ¿Director de qué?

ARTURO: De este proyecto de investigación.

BRANDINE: ¿Quiénes son de ese proyecto de investigación?

ARTURO: Todas nosotras. Todas somos de este yacimiento y yo soy el director.

BRANDINE: No sabía que teníamos un director. Creí que eramos una colectividad de arqueólogas sociales autónoma.

WU MING: ¡Pues te equivocas! Vivimos en una dictadura. Una autocracia que se autoperpetúa y en la que las clases arqueólogas…

BRANDINE: Ya estamos con lo de las clases…

WU MING: Ese es el quid de la cuestión. Si el pueblo tuviera…

ARTURO: Por favor, por favor, tengo prisa, buena gente. ¿Quién excava en ese yacimiento?

WU MING: Pero las decisiones de ese técnico deben ser ratificadas en una memoria anual…

ARTURO: Ya, ya.

WU MING: …por mayoría sencilla en caso de asuntos puramente de urgencia y por mayoría de dos tercios para asuntos…

ARTURO: ¡Silencio! Le ordeno que se calle.

BRANDINE: Te ordena, ¿eh? ¿Quién se creerá que es?

ARTURO: Soy vuestro director de excavación.

BRANDINE: Pues yo no le voté.

ARTURO: A los directores no se les vota.

BRANDINE: Entonces, ¿cómo llegó a ser director?

ARTURO: La Dama de la Turbera, con el brazo enfundado en geotextil, sacó una trowell del fondo de la terrera, significando así la divina providencia, que yo, rey, debía portar la trowell. Por eso soy vuestro director.

WU MING: Oiga, que a una concejala cualquiera le dé por repartir trowells terrosas no es base para un sistema de excavación arqueológica. El supremo poder ejecutivo deriva de la voluntad de las arqueólogas, no de una absurda concesión subterránea.

ARTURO: ¡Silencio!

WU MING: ¿No pretenderá ostentar el supremo poder ejecutivo porque una furcia corrupta cualquiera le tiró una trowell?

ARTURO: ¡Silencio!

WU MING: Lo mismo podría ir yo por ahí diciendo que soy coordinador porque una tía me lanzó una azada. Me llevarían al manicomio.

ARTURO: ¡Cállate! ¿Te quieres callar?

WU MING: Ah, ya está, la violencia inherente a la arqueología.

ARTURO: ¡Cállate!

WU MING: ¡Venid a ver la violencia inherente a la arqueología! ¡Socorro! ¡Socorro! ¡Me están explotando!

ARTURO: Maldito patán.

WU MING: ¡Qué violencia! ¿Habéis oído? Lo que siempre he dicho. Habéis visto la represión, ¿no? ¿La habéis visto?

 

Brandine Von Mierder

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s