“Álava son los padres” o el periodista que se pasó la historia por el el arco del triunfo

Microsoft Word - Nuevo Documento de Microsoft Word _2_.doc

El Castillo de Portilla y el escudo de Álava. Fuente: Castillo de Portilla.

Hoy viene al GAS para hacernos el trabajo sucio Malhechor de Garayo, un tío más alavés que comer patatas, caracoles y perretxikos de hamaiketako. Unidad Alavesa se le queda corta, de hecho, dice la leyenda que se disolvieron por la tristeza de no poder reclutarlo. Es también el creador del llamado “hacerseun-malhechodegarayo”, el arte de simular que haces algo en excavaciones, con un pañuelo atado a la cabeza y vestido de albañil. Si tienes la suerte de coincidir con él excavando, no te separes de su lado el día que llegue mamao de sanfermines, se te saldrá el pipí de la risa.

“Nuestra provincia era ya conocida con el nombre de Alava en el siglo VII, y lo ha conservado hasta el día; pues aunque la ciudad de Vitoria pretendió que se titulase Provincia de la ciudad de Vitoria y hermandades de Alava, quedó ejecutoriado en 22 de Enero de 1621, que su verdadero título era el de Provincia de Alava, la cual no reconoce capital ninguna, según el acuerdo de 18 de Noviembre de 1819”.

Así citaba Don Ramón Ortiz de Zarate en el Compendio foral de Alava en 1858 el histórico conflicto entre Vitoria y Álava. Disputa que aún se conserva y perdura en la figura del nulo conocimiento, por parte de las vitorianas de a pie, de la historia y patrimonio de su Territorio Histórico. Vitoria vive a espaldas de su provincia. Esto se refleja en el artículo de un diario digital local, que podéis ver haciendo pinchando aquí,  ante la llamada de auxilio del alcalde de Zambrana a la Diputación Foral de Álava para salvar el Castillo de Portilla.

El castillo de Portilla es un castillo roquero que controla toda la cuenca de Miranda de Ebro y que figura en el escudo del Territorio Histórico de Álava. Esa es la importancia simbólica de ese castillo defendido hasta la fecha. Existen otros castillos a orillas del Ebro o Álava en general, pero no aparecen en el escudo de la provincia.

No vamos a poner entredicho la buena intención del periodista con la causa de Zambrana, pero también hay que poner de relieve el escaso conocimiento sobre la historia de Álava que tiene. He de añadir que apenas mostró interés por informarse bien, y es que, con artículos como este, no podemos decir más que Álava son los padres. Álava no existe. Álava es Vitoria y los territorios que tiene alrededor. Asty (Vitoria) Chora (Álava). Un asty que vive a espaldas de su chora.

El castillo de Portilla languidece en un rincón de la provincia, a 38 km de Vitoria (lo único que le interesa a una vitoriana de a pie, Vitoria). El autor del artículo intenta hacer una exaltación del orgullo de provincia e intenta avergonzar a la diputación foral ante su pasividad respecto al importante castillo. No nos damos cuenta de que Vitoria ha ganado, Álava no existe. El articulo es la muestra de ello. El autor desconoce totalmente los orígenes de la provincia. Mezcla la Conquista de 1200 (Álava, Duranguesado y Gipuzkoa) con la “Voluntaria Entrega” de 1332 (la disolución de la Cofradía de Arriaga). Si es cierto que algo miró de la conquista de 1200, ya que es cierto que Treviño y Portilla fueron los únicos castillos alaveses que resistieron el ataque castellano de 1199 hasta la tregua de 1200. Pero la información es parcial, ya que Navarra cambió los dichos castillos por Miranda de Arga e Inzura en la mencionada tregua.

El periodista no miró ni siquiera el timeline historico de la web del castillo (donde pone como en 1200 pasó a manos castellanas). No aparece nada de lo que pone el periodista en el artículo. El autor intenta hacer un discurso patriótico alavés (pro-Navarra) alrededor del castillo de Portilla, pero a su rollo. Va cogiendo cosas que parece que encajan en su mensaje pero lo único que logra es una úlcera de córnea en la historiadora.

Álava no existe, por lo tanto qué más da que su escudo se esté desplomando y que su historia esté olvidada. El artículo de Gasteiz Hoy y la situación actual del castillo de Portilla es su reflejo. No es más que la materialización de una realidad. Álava no existe, son los padres. Ese padre con el cual apenas hemos hablado y no conocemos su pasado. La diputación foral de Álava para qué va salvar el símbolo de algo que no existe. Se centra en las cosas que son tangibles y que puedan dar votos en Vitoria. El vino, la sal y Foronda. Ya ni siquiera la patata, copón.

A todo esto, animo a firmar para que la Diputación Foral de Álava/Arabako Foru Aldundia recupere de una vez por todas el Conjunto Monumental de Portilla/Zabalateko Multzo Monumentala, haciendo click aqui.

Malhechor de Garayo.

Anuncios

Un comentario en ““Álava son los padres” o el periodista que se pasó la historia por el el arco del triunfo

  1. Pingback: No quieres agua con gas, pues te la vas a beber | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s