Kung Fury: años ochenta, nazis, dinosaurios, vikingas ligeras de ropa, polis y ninjas

¿Qué más se podría pedir? Aquí lo tenemos claro. Aquí no nos andamos con mierdas. Las últimas hornadas de los ochenta vinimos pisando fuerte: nos cargamos el Muro de Berlín y a Dalí (¡yo sí soy la Gran Masturbadora, bigotes!), nadie sabía qué narices era eso del bullying pero todo el mundo se metía con el cabezón y el gordo de la clase, Moscú seguía helado, los veranos eran interminables y Soyuz Gorri no tiene ni puta idea de qué va este rollo, claro. A las de los noventa se les nota. Así que no le hagáis demasiado caso.

Kung Fury, obra excelsa dirigida por David Sandberg (2015). El título habla por sí mismo. No puede existir un corto que aluda más a la memoria de generaciones que nacieron en los ochenta y crecieron en los noventa viendo, cómo no, las repeticiones de las series y las películas de los ochenta. Porque la resaca de los ochenta alcanzó a la década siguiente, todo el mundo estaba hecho una mierda y hubo que tirar de material grabado.

Wu Ming

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s