PERPLEJIDAD E INCOMPRENSIÓN. UN FUTURO SIN AVERLY (parte primera)

Averly

Aquello que la oligarquía quiere destruir: Averly, la joya de la Zaragoza industrial (fuente: elperiódicodearagón)

En el Grupo de Arqueología Social (GAS) nos hacemos eco de un nuevo plan de destrucción del bien común. En este caso, hablamos de la fundición Averly, en Zaragoza. Sara Alfaro nos trae una crónica sobre este emblema de la historia industrial aragonesa y de otros casos de destrucción patrimonial en Zaragoza, a apenas dos días de una votación en el pleno municipal sobre el futuro de la abandonada planta. ¿La desidia, la especulación y la desmemoria volverán a hacer de las suyas? He aquí una llamada de atención a la ciudadanía, a la lucha y a la toma de conciencia. ¡Zaragoza por su bien común!

¿Por qué deberíamos respetar nuestra historia, pudiendo cimentar sobre ella un complejo de viviendas de lujo? Qué estupidez si quiera plantearse…

Para las que no seáis de Zaragoza, puede que Averly os suene a chino mandarín, pero aquí, en estos momentos, está ocupando páginas en periódicos, protagonizando muchas, muchísimas publicaciones en redes sociales, podemos encontrar balcones engalanados con sus siglas, y la Zaragoza amante del patrimonio (o bien común histórico como se dice en este portal) se está volcando con actividades, ciclos, conferencias y todo tipo de actos para su puesta en valor.

Averly2

Ya van tres años de lucha incansable para salvar el último y sin lugar a dudas, más importante, de los ejemplos del patrimonio industrial aragonés, que el próximo día 22, se juega todo a una carta. Y total ¿para qué? Para que una constructora (putopaísdepandereta) edifique en el céntrico solar un complejo de viviendas de lujo.

Y es que esto nos pasa por dejar enteramente en manos de políticos, las decisiones importantes; donde la cultura y el arte no suelen tener cabida en el programa.

Imagen1

Torre de Pisa (izda.) y Torre Nueva de Zaragoza (dcha.) antes de su destrucción en 1892. Fuente: Gozarte

Hay que decir que Zaragoza nunca ha sido muy dada a menospreciar a sus hijos, pero sí lo han sido los sucesivos politicuchos de turno, que ya a finales del siglo XIX, pusieron sus ojos en “la Torre Nueva” de Zaragoza: una preciosa torre mudéjar del siglo XVI, de 80 metros de altura, que al igual de la de Pisa, se inclinó. Para los zaragozanos era todo un emblema: nuestra más famosa torre mudéjar  y  la torre inclinada más popular de España, hasta que ¿cómo no?, llegó la crisis -la que sea, la que fuese una buena excusa en 1892- y alegando su caro mantenimiento, se demolió; no sin que maños y mañas lucharan con uñas y dientes por mantenerla en pie. Ahora sigue siendo un emblema, pero de la “Zaragoza desparecida”.

Un caso que sí tuvo final feliz fue el del Mercado Central, que se interpuso en el trazado en recto de la avenida César Augusto y que de no ser por la presión social, ahora también estaríamos lamentando su pérdida.

Imagen2

mercado-central-1

f317846b78be408e8cec5aa09d3f0faf_600x400

EXTRA: “POR SI LO TIRAN”. Enlazamos aquí una curiosa anécdota que demuestra cómo zaragozanas y zaragozanos, dadas las anteriores hazañas, debieron estar en vilo hasta el último momento. Esta curiosa historia la comparte el hijo de Cirilo Muñoz, artista aragonés, en un blog que dedica a su padre. A la izquierda la pintura, a la derecha la  imagen que corresponde a su publicación de El Noticiero.

mercado central

Pero, ¿qué está pasando con Averly?

Desde el cese de su actividad en el 2011, Averly se ha convertido en el epicentro de los movimientos especulativos, a pesar del incansable esfuerzo de múltiples instituciones y asociaciones que como Apudepa, que han puesto todos sus esfuerzos en conservarla, el cuidado de sucesivas generaciones de propietarios y trabajadores y la importancia de su actividad productiva, podría perderse para siempre este próximo día 22 de junio del 2016, cuando vence el plazo para la concesión de la licencia de derribo solicitada por los propietarios.

El 28 de noviembre de 2013, la Dirección General de Patrimonio declaró Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés el 32% de las instalaciones de Averly, unos 2.880 metros cuadrados, de los 9.800m2 de la factoría.

La imagen inferior corresponde a la planta del conjunto actual (ya la autovía destruyó los huertos y la nave de calderería) donde en rojo vemos la parte protegida por patrimonio, que constituye aproximadamente una tercera parte del conjunto existente en la actualidad. Claramente la disposición se hace atendiendo a los valores estéticos, y al valor especulativo del suelo (queda un espacio regular muy fácilmente parcelable) y no en base a los valores patrimoniales del inmueble.

PLANTA GENERAL AVERLY

Así, se protegen únicamente la zona de acceso, vivienda y jardín (bienes “de bonito” del conjunto), y el primero de los edificios de los talleres, donde se encuentran las oficinas y el taller de ajuste; y bajo el mismo, el sistema de turbinas que abastecía la fábrica.

Paradójicamente queda exenta de la protección patrimonial la nave de fundición -engranaje fundamental para entender el funcionamiento de la fábrica-, así como el resto del conjunto fabril: edificio de carpintería, almacén de modelos y maquinaria –adosado al de carpintería-, y otros edificios y elementos como el almacén de madera, las viviendas del servicio, o las caballerizas.

elperiodicodearagon

Nave de fundición: cubilete vertiendo hierro fundido y numerosos moldes para la fabricación de piezas. Finales del siglo XX. Mariano Candial / Carlos Blázquez.

Repercusión en la sociedad y situación actual

A la fundición Averly se le han dedicado tesis doctorales (la primera la de Jiménez Zorzo), exposiciones, múltiples artículos y publicaciones, e incluso Eugenio Monesma rodó en ella uno de sus magníficos documentales dedicado a la fundición.

Hasta 30 instituciones, plataformas, y asociaciones han mostrado su apoyo a la causa y recientemente se están sumando más. Apudepa ha sido uno de los fervientes motores de la lucha por Averly (su facebook aquí). También se creó la plataforma Salvemos Averly (en la que también participa APUDEPA, su wordpress aquí) que lleva organizándose, desde que el 2013 se vendiese la propiedad a la constructora Brial. Os dejo el enlace por si queréis firmar la petición.

El pasado octubre la World Monuments Fund (WMF) con sede en New York, incluyó la fundición Averly en su lista de 50 bienes patrimoniales relevantes en riesgo.

Actualmente hay un proceso abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) solicitando la catalogación del 100% de Averly, por lo que desde el ayuntamiento han solicitado que se decreten unas medidas cautelares que suspendan el derribo hasta que se dilucide el pleito, ya que su derribo haría imposible el cumplimiento de una sentencia favorable.

290px-Plaza_de_San_Felipe_(Zaragoza)

Niño mirando a la Torre Nueva. Santiago Gimeno Llop, plaza San Felipe.                 Perplejidad e incomprensión ante la desaparición de la Torre Nueva de Zaragoza.

¿De que serviría la catalogación el 68% de la propiedad hecha añicos?

Sara Alfaro Rodríguez

Anuncios

Un comentario en “PERPLEJIDAD E INCOMPRENSIÓN. UN FUTURO SIN AVERLY (parte primera)

  1. Pingback: Perplejidad e incomprensión. Un futuro sin Averly (parte segunda) | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s