Arqueología hobbítica: El protourbanismo hobbítico (I)

917893-hobbit.jpg

Como podemos observar la participación de las comunidades locales ha  sido fundamental: muestra de ello tenemos a un lugareño leyendo el informe final.

Hoy os traemos la primera parte de este interesantísimo trabajo de Javier Martinez Jiménez, miembro del departamento de arqueología de la Universidad de Arnor, recogido en las actas de las XIV Jornadas de Historia y Arqueología de la Tierra Media; Universidad de Minas Tirith, Mayo de 2011 IVE. Javier Martínez Jiménez Universidad de Arnor Dpto. de Arqueología, sobre el protourbanismo hobbítico en el yacimiento de Colmenar de la Virgen (Prov. de Bree, Eriador). 

Este artículo viene a ser una primera aproximación al estudio del protourbanismo hobbítico (Hobbítico Clásico o H. medio II) en el periodo de transición entre la IIIE y la IVE del Arda, un periodo discutido hasta la saciedad por el mundo literario (Tolkien 1954-55; Jackson 2001-2003), y que sólo ha sido estudiado de forma científica por el mundo académico recientemente, aunque mayoritariamente por historiadores (como es el caso de la excelente obra del distinguido profesor Notorio). Cierto es que sólo en los últimos años se ha aplicado la metodología arqueológica moderna (Harris 1974), y es por ello que ahora se puede hacer un análisis más preciso que complemente lo conocido por las crónicas y las elucubraciones de los historiadores.

En particular, en este artículo se viene a presentar los resultados de las campañas de los últimos años (2005-2011) en el yacimiento de Colmenar de la Virgen, que gracias a los fondos de la Universidad de Arnor se ha podido estudiar en detalle en excavación y en prospección. El yacimiento ha sido identificado recientemente (Notorio Pacheco (ed.) 2009) como el asentamiento de Hobbiton, mencionado en la crónica de Frodo de la Comarca y de Bilbo Bolsón Historia de una ida y una vuelta. La caída del Señor de los Anillos y el retorno del Rey, según queda compilada en el manuscrito llamado Libro rojo de la frontera del Oeste.

1. Hacia una cronología arqueológica del horizonte hobbítico

La cronología del mundo hobbítico, basada en los estudios filológicos hechos por Tolkien y en las notas que se intuyen en las crónicas del Libro rojo de la frontera Oeste, tradicionalmente se había ordenado de la siguiente forma.

El periodo prehistórico de los hobbits se ha entendido siempre como aquel que antecedía a las migraciones de los hobbits desde la cuenca del Anduin hacia la Comarca. Este periodo de asentamiento en los Campos Gladios se fecha desde la Primera Edad hasta el 1050 IIIE, donde se dividieron en tres grupos (Albos, Fuertes y Pelosos), cuando comenzaron las primeras migraciones al otro lado de las Montañas Grises. En 1300 hubo una segunda oleada de migraciones hacia el oeste, que se completaron alrededor del 1600 IIIE, cuando se asentaron los primeros hobbits en la Comarca. Para finales del s. XIX IIIE las migraciones hobbits habían concluido.

mapa tierra media

La historia de la Comarca desde aquellos días hasta hoy en día es bastante mejor conocida, que incluye el aislacionismo característico de los núcleos norteños en la IIIE, con alguna que otra mención a acciones militares junto con el rey de Arnor (Fernández Delgado 2010: 37-41). Tras ello cabe mencionar el periodo destructivo de la rebelión de 3019 IIIE (SA III.1098-1106; Fernández Delgado 2010: 145-6) y el periodo de renovación que caracteriza el comienzo de la IVE. A mediados del s. XVIII IVE comenzó el periodo de revolución industrial, resultado de la reorganización urbana de los ss. IV-XV IVE y paralelo al declive de la población hobbítica autóctona.

Esta evolución histórica hasta ahora no había sido estudiada desde un punto de vista arqueológico en profundidad, aunque ya en su día Almagro Basch (1975) intentó sin éxito establecer un paradigma arqueológico que se ajustase a esta periodización histórica y a la vez a los diversos grupos étnicos hobbíticos.

Sin embargo, basándonos en los materiales obtenidos en las excavaciones de estas últimas campañas, y a su disposición estratigráfica (que se explicará más abajo), podemos proponer la siguiente periodización arqueológica del horizonte hobbítico (la identificación del material ya ha sido descrita en Tejerizo y Martínez 2010), según los materiales identificables.

1. Proto-hobbítico: También llamado “hobbítico de las migraciones”, es la última fase del hobbítico prehistórico (Santos Horneros y España Chamorro 2006) identificable con la cultura de los Campos Gladios (Maldonado Muñoz 2008). Esta fase apenas si ha dejado material identificable en las excavaciones de Colmenar de la Virgen, apareciendo de forma muy esporádica en superficie. A falta de mayor especificidad y más excavaciones de este periodo (Zapata Clavería, en prensa), puede fecharse para el caso de Colmenar de la Virgen, y con muchas dudas como anterior al 1601 IIIE. En un contexto excavado en el yacimiento de Monte Pino (España Chamorro 2009), apareció este material junto con cerámicas Arnorianas I, lo que podría indicar algo más sobre las fechas de este horizonte.

 2. Hobbítico temprano: Se trata de la fase del primer asentamiento en la Comarca por los hobbits, tras la Concesión de Fornost o Fuero de la Comarca del año 1601 IIIE. Las características principales de esta fase son las cabañas de madera con suelo rehundido (comparar los ejemplos de cabañas Rohirrim, Castro y Rodríguez 2007: 345-8), además de la introducción en las producciones cerámicas del torno lento o torneta. Hay evidencias del trabajo del hierro ya, aparecidas en la parte de las excavaciones del molino, junto a varios molinos barquiformes. Podría fecharse muy generalmente entre los ss. XVIII y XX IIIE.

3. Hobbítico pre-Clásico (H. medio I): El desarrollo cuasi-industrial requerido por el rey de Arnor a los habitantes de la comarca durante la guerra contra Angmar (en la década de los 1970 IIIE; SA, III.1133-43, 1183-5), junto con la inversión de capital regio, llevó a un proceso de modernización auspiciado por este momento de crisis. Esto se ve reflejado en la edificación de la primera fase del molino de piedra (Martínez y Rodríguez 2005; Tejerizo y Martínez 2010), donde se aprecian materiales importados arnorianos (sigillatas, cerámicas a torno rápido bruñidas) que son rápidamente imitadas por artesanos locales (Martínez Jiménez 2006)

4. Hobbítico Clásico (H. medio II): Es quizá el periodo de esplendor de la cultura material hobbítica, que se extiende desde las estribaciones del s. XXI hasta el comienzo de la IVE (XXX IIIE). Tras un breve periodo de continuidad de la cultura material arnoriana (sub-arnoriano, según España Chamorro 2009; Cf. Fernández Delgado 2010) las producciones locales hobbíticas se vuelven las de uso común, con escasa variación en las formas una vez se desarrolla el molde y el torno rápido local, aunque cabe mencionar la introducción del vidrio soplado, de probablemente enano más que élfico, como indica tanto la tipología (Sastre de Diego 2006) como los análisis isotópicos del vidrio (Tejerizo y Martínez 2010: 27-9). Se desarrolla de manera importante la arquitectura elevada en ladrillo y sillería, paralelo al desarrollo de las grandes moradas subterráneas, o smials, propios de la aristocracia hobbítica. Escasean los materiales importados, que se limitan a algunas producciones de más allá del Brandivino y del país de Bree (Martínez y Rodríguez 2005; Cucarella Pintor 2008), y la desestructuración de Arnor como reino favoreció el aislacionismo de la Comarca hasta la Guerra del Anillo y el cambio de edad. La autarquía política favoreció la aparición de régulos (tháines) que agrupaban en torno a ellos a diversos núcleos protourbanos, de cierta entidad económica a nivel regional, manteniendo su estatus en base a su prestigio personal (“bigmen”) aunque estaba medianamente aceptado como un protomagistrado (Morán 2007: 99-107). Es en esta época en la que podemos fechar la mayoría de los hallazgos del yacimiento de Colmenar, como se describe más adelante.

5. Hobbítico post-clásico (H. tardío): Durante los primeros siglos de la IVE (IVII), la comarca volvió a interactuar con el resto del Reino Unificado, además de servir como ente autonómico dentro de éste. Comenzó el periodo de formación de las verdaderas ciudades de la Comarca, varias de las cuales continúan existiendo en nuestros días (Díaz de Liaño 2011), en detrimento de varios núcleos anteriores, como el caso de Hobbiton. Vuelven a aparecer materiales de importación, y las producciones locales disminuyen en número y en variedad (Martínez Jiménez 2006).

6. Sub-hobbítico: El último periodo de la cultura material propiamente hobbítica se expande desde el s. VII IVE hasta mediados del XV, cuando la Revolución Industrial y el auge del imperialismo neo-Arnoriano llevó a la homogeneización y brutal aculturación del mundo hobbit por parte de los Arnorianos. Se caracteriza este periodo por ser una mera reproducción de motivos pictóricos anteriores (de época Clásica) que tratan más de reclamar una herencia cultural, y que sirvieron de base para el movimiento nacionalista hobbítico (del Olmo y del Olmo 2011).

Continuará…

Javier Martinez Jiménez

Anuncios

Un comentario en “Arqueología hobbítica: El protourbanismo hobbítico (I)

  1. Pingback: Arqueología hobbítica: El protourbanismo hobbítico (tercera y última parte) | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s