¡Santiago y cierra, España! Santiago Matamoros y la construcción de ideologías, ayer y hoy

f8075537kiko_matamoros_370x370

Kiko Matamoros, hermano de Santiago Matamoros, vestido con el manto original del apóstol. Fuente: Lecturas.

El pasado 25 de julio se celebró el día del apóstol Santiago. Puede que muchas de vosotras no tuvieseis la suerte de descansar este glorioso día del patrón de Ejpaña, yendo cabizbajas al trabajo como otro lunes cualquiera. Santiago apóstol fue, según la leyenda, quien evangelizó la Península Ibérica (entonces Hispania) allá por el año 33 d. C. (parecer ser que pudo viajar en la compañía aérea Ryanair, que ya entonces ofertaba vuelos Jerusalén-Santiago de Compostela -antes de ser fundada esta última ciudad y todo). Eso incluiría a los actuales países de España y Portugal, pero como todo el mundo sabe que Portugal no existe, sino que son los padres que hablan gallego, pues se quedó sólo como patrón de España.

Total, que a partir de ahí Santiago se convirtió para la Península en algo así como en llevar bigote; de vez en cuando se pone de moda y se recurre a justificarlo basándote en hipotéticos tiempos pasados (“lo llevaba el tío Miguel cuando fue a hacer la mili a Ceuta”, por ejemplo). En el siglo IX, un ermitaño aficionado a la arqueología que llevaba demasiado tiempo comiendo amapolas secas dijo haber descubierto la tumba del apóstol de marras en la actual Santiago de Compostela (de ahí el nombre de la ciudad, menuda sutileza, ¿eh?). A Santi lo habían decapitado ocho siglos antes en Jerusalén, pero eso son detalles sin importancia, y como por la época no debían ser demasiado avispados, se lo creyeron y mandaron construir una catedral encima de los restos para ponerlos en valor.

En pleno Medievo, y con el auge del consumo del LSD y otras drogas alucinógenas, comienza a ponerse de moda decir que Santiago aparece en las batallas cortando cabezas a los dueños de los kebab. Recuerda que, por entonces, a las oligarquías de turno se la sudaba la religión (y, sino, vete a nuestro post sobre otro ser legendario para la necia nación española, el Cid, haciendo click aquí), y las alianzas entre oligarcas cristianos y musulmanes andalusíes estaban a la orden del día. Es ahí cuando se forja la leyenda de Santiago Matamoros, comenzando a representarse al apóstol a caballo contra todo lo despreciado por las oligarquías católicas de entonces (y las de ahora): los musulmanes, las mujeres, los homosexuales, los señores con barba, los señores sin barba, los señores que usan ropa ajustada y todo el mundo en general.

img_9091

Aquí, Santiago apóstol en la feria de Jerez luchando contra unos moros que vendían cocacolas, fantas y otros refrescos con gas sin estar dados de alta como autónomos. Fuente: es una página web facha, así que no la pongo porque no me da la gana.

Es en los albores de la Edad Moderna cuando comienza a usarse el grito de ¡Santiago y cierra, España! que titula este post, como bien explica el periódico La Gaceta, que se quedó anclado ideológicamente en la época y, por tanto, es la fuente más fiable para referirse a ella. Las tropas del siglo XV que lucharon contra los restos del territorio musulmán en la Península durante lo que se llamó “Reconquista” (con un pretendido sentido ideológico, obviamente) y los tercios en Flandes acudieron a ese grito invocando al actual patrón de Ejpaña, al cierre de filas entre los guerreros y al territorio bajo dominio imperial. Es en este momento cuando a partir de los reinos peninsulares observamos la construcción de la Monarquía Hispánica como entidad más amplia (ya que ocupaba otros terrenos extrapeninsulares europeos y americanos) basada en el catolicismo frente a los musulmanes y a los protestantes (que eran un rollo de gobernar, todo el día protestando por esto y por lo otro) y en la tradición monárquica, concepto que será fundamental para la creación de España como nación en el siglo XIX frente a la invasión francesa.

Como en América no querían ser menos, allí los trasnochados peones sedientos de oro e indias ligeras de ropa crearon su particular Santiago, Santiago Mataindios. Por eso, el 25 de julio también se celebra en algunas zonas de Perú por parte de gentes fenotípicamente hablando indígenas (?). Aquí es cuando la historia pega esos giros inesperados que una no se espera, y Santi se convierte en Perú en una especie de deidad a la cual se hacen ofrendas en contra de las hambrunas. Particularmente creo que había ganas de aprovechar el día festivo, y como celebrar que alguien te mata no tiene mucho sentido, pues se inventaron otra cosa. C’est la vie!

A finales del siglo XIX lo de ¡Santiago y cierra España! tomará un tono despectivo usándose sin coma para referirse al arcaísmo instalado en este nuestro querido Estado. En la actualidad, sin embargo, ha quedado relegado a los grupos de extrema derecha, aunque el apóstol sigue estando muy presente en la política española; en el año 2010, el Rey pide al Apóstol Santiago ayuda para “resolver cuanto antes la grave crisis” (y así nos ha ido). Y hace dos días, el arzobispo de Santiago pidió la intercesión del apóstol para que haya gobierno, en presencia y con la complicidad de altos cargos del PP en Galicia. Lo que no sabemos aún es con quién piensa pactar el diputado Santiago, si se abstendrá ante la posible investidura de Rajoy o si piensa entrar a formar parte del futuro gobierno, quizás como ministro de incultura, de asuntos mágicos o de decir pamplinas, posibles carteras muy necesarias a la luz del estado actual de esta mierda de país.

Magnífico Rector

Anuncios

3 comentarios en “¡Santiago y cierra, España! Santiago Matamoros y la construcción de ideologías, ayer y hoy

  1. Pingback: Hoy es el día de Santa Helena, que excavaba que daba pena | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: Qué nos dice la arqueología de la guerra, la tristeza, la bandera y de Rafa Nadal | Grupo Arqueología Social

  3. Pingback: De Santiago MataMoros a Santiago MataRojos: la historia de Lenin como el “moro-mierda” necesario | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s