HOT NEWS: el GAS gana el Premio Nobel y lo rechaza porque huele a pis (como tú)

Wu Ming al enterarse de que le habían concedido el premio. Contentillo.

Estamos a tope de Nobeles (no de “noveles”, que suena un poco pederasta). Entre Bob Dylan y Juan Manuel Santos no damos a basto, y no son los únicos. Estos días Wu Ming ha sido Trumpianamente acosado por diversas periodistas sobre el tema fundamental del momento del que depende la supervivencia de la Humanidad como especie. “¿Se merecía Bob Dylan el Premio Nobel?” -preguntó el voluptuoso periodista mostrando una cadena con un símbolo fálico de época romana. Wu Ming, asexuado, le contestó hipertérrito; “¿Bob Dylan?” Eso es taaaaan de los setentas que paso, nigra“. Pero Wu Ming se vio obligado a descubrir quién era Bob Dylan en sanwikipedia y a tirar una moneda a ver qué opinaba sobre el tema. La moneda salió corriendo por el suelo en dirección a la calle, robando de paso unas palomitas que había por allí tiradas.

El mundo en que vivimos es extraño. “Hoy” mismo (15 de octubre de 2016; el GAS es demasiado mainstream) han muerto 15 personas en Siria que incluyen mujeres y niños, pero lo que nos preocupaba en ese remoto pasado como civilización es si este tipo merecía un premio. Adelantando a la banalización del mal por la izquierda y a la demagogia por la derecha, opinemos que es gratis como la roña que sale entre los dedos de los pies. Que la aportación de este tipo a lo que podemos llamar la “cultura universal” (blanca, masculina y occidental, dicho de paso) ha sido importante no lo duda ni Perico el de los Palotes ni Perry Mason ni la roña que sale entre los dedos de los pies. (Nota del escribiente: entiéndase aquí cultura como “cultura de élites”, por supuesto y faltaría más). La peña que ha atacado el premio, al argumentarlo, acababan por decir que eso era “cultura de masas”, “poco intelectual” o mierdas parecidas.

bobdylansmileybuzz

Ya te digo, Bob Dylan… Ya te digo… Fuente: http://tanakamusic.com

Pues mira como son las cosas que “Like a Rolling Stone” lo han reproducido más de 57 millones de personas en el Spotify, “Knocking on Heaven’s Door” es una de las canciones más versionadas de la historia ofdawol y a ver quién no reconoce (aunque se esté tirando el pisto, cosa que también me vale) la melodía de “Blowing in the Wind” (na nananá na na ná nananá), mientras que el libro más vendido de Murakami en Japón no llegó al millón de copias (y de esas, a ver quién lo ha leído; aquí volvemos a sacar el dato que convierte a las ejpañolas en fanáticos del postureo extremo: en España se compra mogollón de libros pero no se leen). “Ya, pero no es intelectual” -dijo el voluptuoso hipster mostrando una cadena con un símbolo fálico de época romana. “Lo que no es, imbécil, es una forma de hacerte el listo delante de tus colegas”. Bob Dylan, por fortuna o por desgracia, ha hecho más por la cultura de la “gente” que Murakami, Vargas Llosa y (llamadme loco) Paulo Coelho juntos. Lo que molesta es que los fenómenos culturales de masas se impongan sobre una forma de normalizar lo que es cultura y lo que no.

(INTERLUDIO: Otra cosa es que a mí, personalmente, me mole Bob Dylan. Como a muchos izquierdosos estalinistas de pro, me molesta su trayectoria vital y artística, que atufa a oportunismo mercantilista. Soy hippy, ateo y progre cuando me interesa; soy cristiano, capitalista y reaccionario cuando me sale de la roña de los pies. No, Bob Dylan, no).

juan_manuel_santos_careta

Y resulta que debajo de una máscara de Juan Manuel Santos estaba… ¡Susana Díaz! Fuente: http://www.contrainfo.com

La otra parte de la ecuación es el propio Premio Nobel como elemento de legitimación de la hegemonía del sistema (cuando escribo “legitimación de la hegemonía del sistema” tengo, al menos, dos orgasmos). Estas semanas nos hemos enterado no solo del Nobel a Bob Dylan, sino también de otros dos Nobeles con su intríngulis. El Nobel de la Paz de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, por la negociación que lleva con las FARC para su desarme y los Nobeles de economía Oliver Hart y Bengt Holmström, por sus aportaciones a la Teoría de los Contratos (dicho sea de paso, ya vaticinado por Milhouse, que es realmente el cerebro detrás de todo esto). Solo dos apuntes porque tengo que hablar de otra cosa y se me va de las manicas, como de costumbre.

APUNTE 1: El premio se lo dan a Juan Manuel Santos, representante de un gobierno que, bueno, al menos podemos poner en duda sus buenas intenciones y metodologías (como demuestra, de forma bastante edulcorada, la serie de moda Narcos) en el pasado no solo en la lucha contra las FARC si no así como más en general en el país. Pero interesa, y muy mucho, la paz en Colombia, un terreno donde se puede invertir muchísima pashta si y solo si hay “paz”. Ahora, una paz que nos convenga, no dejemos que las FARC vayan a salirse con la suya, ¿verdad, Alvarito?

APUNTE 2: lo que viene a trabajar la Teoría del Contrato es, básicamente, cómo generar contratos dentro del marco de la empresa que permita mantener las tasas de explotación, por un lado, y controlado el descontento del trabajador, por otro. Muy inocente el rollo, claro.

Lo que viene a decir todo esto es que los premios Nobel son tan random como las declaraciones de IRPF de Emilio Botín (¡Ah, no! que está muerto). Nada es casual en esta vida, querida Juana. Tampoco es que estén amañados, pero están directamente relacionados con una determinada forma de ver el mundo y de mantener un determinado status quo hegemónico. Ahí queda eso.

Ahora sí, pongamos dos ejemplos de “materialidad de los Nobel”. Los premio Nobel, como premio mundial, genera también su propia memoria colectiva y también se materializa en el espacio y en el tiempo.

imagen-aspx

“Vaclav, a ver si dejas de robarme el Wi-fi” -escribió la mujer. Fuente: efe.com

A principios de octubre, el gobierno de la República Checa decidió ponerle el nombre de Václav Havel, nominado hasta en tres veces al premio Nobel sin llegar a recibirlo, a una plaza y decorarla con muchos y muy-bonicos-ellos monumentos en conmemoración de su 80 aniversario. De hecho, algunos de ellos fueron inmediatamente utilizados por los habitantes de Praga para ponerle dedicatorias, suponemos que todas buenas, por cómo nos informan de ello los mass media. Como ya hemos criticado más veces en el GAS, este tipo de conmemoraciones de corte individualista suelen dulcificar y parcializar la memoria del homenajeado. Es por ello que nosotras pensamos que la memoria ha de ser lo más colectiva siempre. En el caso de Václav Havel la cosa no cambia para nada. De él se puede tener la memoria que uno quiera, pero siempre con la mayor veracidad posible. Como todos sabemos que acabó con el comunismo y demás, traigamos alguna parte menos agradable de aquellos que (dicen que) merecen ser Premios Nobeles. Reproducimos un fragmento del artículo de Viçenc Navarro sobre este tema publicado en 2012.

“Y es ahí, en la gran mayoría de homenajes que se han hecho a Václav Havel, donde se ha ignorado el papel activo que este jugó en la promoción sesgada del significado de libertad. En este coro de elogios y alabanzas se ignora que en su lucha como soldado en la Guerra Fría, Havel fue responsable de hechos y decisiones que cuestionan seriamente su imagen de luchador por la libertad. Su sumisión –casi docilidad– hacia el Gobierno estadounidense y su política exterior, explica su apoyo incondicional a la Guerra del Golfo, originada por el presidente Bush padre (que costó la vida de más de 100.000 personas civiles), a la invasión de Irak por el presidente Bush hijo, y su apoyo al bloqueo de EEUU a Cuba, sin expresar nunca ningún apoyo a los atropellos a la libertad que ocurrían en El Salvador, Colombia, Indonesia u otros regímenes dictatoriales o autoritarios próximos a Washington. El amor a la libertad de Václav Havel era muy selectivo, según las conveniencias del Departamento de Estado de EEUU. Y su supuesta oposición a las dictaduras perdió credibilidad cuando su Gobierno vendió armas a Filipinas, a Tailandia y al ejército liderado por el general Pinochet.”

Los homenajes individuales, en su intento por reivindicar un aspecto parcial de las personas, aquel que pretende ser ensalzado, tiende a ocultar otras y dulcificar muchas de ellas, generando con ello una memoria colectiva, si no falsa, al menos engañada.

84ee9af1-5f42-4d2d-85c1-d4f11437af47

En vez de Obama poned las torres gemelas, el resto es todo comedia de la buena. Fuente: http://www.elnuevodia.com

El otro ejemplo es todavía más sangrante. También en este mes de octubre de premios Nobeles otro de sus insignes protagonistas, “comomola” Obama, realizó una “histórica” visita a Hiroshima. Histórica porque ningún dirigente usamericano había tenido los santos cojones de pisar una tierra que fue fulminada por un pepinazo nucelar de su gobierno. Pero él los tuvo, como premio Nobel de la Paz que es. Pero no pidió perdón ni se le oyó decir “Pishas, que ya siento que en el pasado mataramos a 80.000 personas aquí. Nos tomamos un sake y todos coleguitas. Eyyyyyyyyyy”. Para más narices, el gobierno japonés, que apenas es colega financiero de EEUU no se le ocurre otra que, al mismo tiempo que rechaza hablar de la prostitución forzada durante la Segunda Guerra Mundial, hacerle un busto enorme de flowers al nigra este. Simplemente… ¡Japan!

44545927

Old but gold. Fuente: https://cdn.meme.am

Por todo ello, y porque ha hecho más por la paz y economía mundial que todos estos infraseres juntos (incluido Bob Dylan, que no quede), ¡NOBEL PARA WU MING! Ya nos encargaremos de rechazarlo por él después.

Max

Anuncios

Un comentario en “HOT NEWS: el GAS gana el Premio Nobel y lo rechaza porque huele a pis (como tú)

  1. Pingback: As pedras de San Lourenzo. Arqueología Pública a todo tren. | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s