No quieres agua con gas, pues te la vas a beber

embalses-ullibarri-575x323

¡Nueva incorporación en el GAS! Malhechor de Garayo se une al equipo y promete traernos dosis letales de tradicionalismo alavés, kilotones de costumbrismo cañí y trillones de parsecs de amor a la tierra (y desprecio al ser humano). Os recordamos su anterior colaboración y nos congratula darle la bienvenida, utilizando como excusa su último trabajo: un post sobre ecología, amenaza medioambiental y lucha por el p*to gas (no, el nuestro no) dónde si no en Álava. ¡No se lo pierdan!

Sigue leyendo

Anuncios

Wu Ming tiene esclava nueva: Malhechor de Garaio

avatar-paco-png

Cortesía de Mrs. Margaret

Mientras todas las bandas exitosas van perdiendo miembros y miembras (como One Direction), Wu Ming parece que no aprende de los errores, y tras secuestrar  acoger a Brandine Von Mierder, ahora ha decidido que Malhechor de Garaio merecía una oportunidad (una oportunidad en general, porque aún no sabemos para qué sigue adoptando cachorritos). Así, pasamos a presentaros a esta provinciana, que es más alavesa que la camiseta del alavés edición Dortmund. Eso no le impide ser crítico con su entorno, y es por ello que existe una plataforma en change.org pidiendo su deportación por mostrarse contrario a la ampliación de Mendizorrotza con fondos públicos (“no con mi dinero” es su feroz lema).

Podrás en cualquier excavación, con su pañuelo atado a la cabeza cual albañil, con su botijo de agua fregca al lado, oliendo a vino cuando es época de fiestas, y riéndose con más malicia que el doctor Mengele, y mirando hacia los lados con cara de ir a liarla. Os dejamos aquí, a este nuevo juguete de Wu Ming.

Sigue leyendo

Yolocaust o cuánto banalizamos la materialidad del conflicto.

pisa

Así de imbéciles parecemos sólo con cambiar la perspectiva.

Que como turistas somos una auténtica panda de ridículas no es ninguna novedad, no hace falta más que darse un paseo por la Torre de Pisa para ver a toda una horda de turistas haciendo el canelo.

Pero bueno, una cosa es que nos dé rabia y ganas de pelea física, y otra muy diferente que te vayas a poner a dar la tabarra a diestro y siniestro. Sin embargo, no todos los espacios monumentales o todo el Bien Común tiene la misma naturaleza, o la misma cercanía respecto a nosotras como sociedad. Algunos de ellos representan momentos que han causado un gran impacto en todas nosotras, y una de ellas son los campos de concentración, especialmente famosos los creados por el nazismo (aunque a veces se nos olvida que tenemos unos cuantos a nuestro alrededor, y hoy en día son básicamente la nada más absoluta). Sigue leyendo

Lo que de verdad importa

1

John Berger, in memoriam. Fuente: Verso Books

Desde Nueva York, el nombre de Quincy evoca un pueblo aún más remoto. Mientras empiezo a escribir esto, hoy, seis de enero de 2017, nieva sobre el Valle de Giffre, como nieva sobre las calles de Manhattan. Podría caer en la tentación de comparar las cumbres nevadas de los Alpes con las azoteas de los rascacielos, pero el tacto geológico de las rocas en nada se parece a la resbaladiza superficie de las emblemáticas fachadas de estos edificios –¿emblemas de qué? Habrá quien las  presente, rocas y fachadas, como resultado de procesos en esencia similares: pura materialización de fuerzas naturales. En Quincy se refugió un hombre que nos ayudó a buscar otros modos de ver el mundo que nos rodea. Hace unos días se nos ha ido John Berger. Va llegando al fin, tras el de las necrológicas urgentes, el tiempo para el recuerdo sosegado. Sigue leyendo

El Gordo de Navidad y la construcción de la nación española

curro-jimenez1

Curro Jiménez cabalgando hacia el puesto de lotería de Doña Manolita a comprar un décimo. Fuente: El documentalista audiovisual.

Después de todo ese rollo de la Revolución Francesa, se hizo con las riendas de Francia un tal Napoleón Bonaparte a finales del siglo XVIII. Bajito y mediocre, si hubiese sido español del siglo XXI hubiese militado en C’s. Vamos, que era un cuñao de la hostia, y se lanzó a invadir toda Europa a lo loco y la Península Ibérica no iba a ser una excepción. Por entonces, en España reinaba Carlos IV, un Borbón más bien tontorrón (como todos), conocido como “el Cazador” (true story) porque estaba más pendiente de su perfil de Tinder que del gobierno del Estado. Total, que en la práctica mandaba su primer ministro, Manuel Godoy. Napoleón le escribió a Godoy al Messenger en 1807, que era lo que se estilaba en la época. Sigue leyendo

Deudocracia o cómo nos han tomado el pelo a pesar de ser calvos

Wumingueras. Esta semana hemos vivido lo que quizá sea el inicio del Amucholipsis. Ya solo nos falta un Papa nigga y entonces Colón habrá tenido razón en todo lo que pronosticó. Pues nada, para cuando veáis este post Trump tendrá acceso a armas nucelares y será comandante en jefe del ejército más numeroso ofdawol, sin contar con la capacidad económica de literalmente tirar abajo países enteros. ¿Cómo se os queda el cuerpo? Si se os ha torcido el ojayer un poco entonces seguís siendo humanos. Sigue leyendo

Joan Fontcuberta re-descubre las primeras (y ocultas) evidencias de sirenas

fontcuberta

El intrépido Joan Fontcuberta ha hecho uno de los re-descubrimientos más importantes de la Arqueología contemporánea. Sus audaces investigaciones en el inframundo de los museos y los monasterios de la región de Karelia han sacado a la luz las investigaciones del religioso y paleontólogo francés Jean Fontana, quien excavó en la ciudad de Salamanca uno de los primeros ejemplares de Hydropithecus del mundo y a la cual llamó la “Sirena del Tormes”. Efectivamente, el espécimen excavado corresponde a los restos fósiles de un ancestro anfibio de los homínidos “con un extraordinario parecido con las sirenas de la mitología clásica”. Fontana ya había descubierto otros ejemplares de esta especie en los Alpes durante la segunda mitad de la década de los 40 y que consiguió datar, a través de un estudio geoarqueológico, hace 18 millones de años. Este descubrimiento de Fontcuberta, ocultado por la academia evolucionista mainstream hace que “ya no quepan dudas para urgir algunos ajustes en las teorías de la evolución”. Sigue leyendo