No quieres agua con gas, pues te la vas a beber

embalses-ullibarri-575x323

¡Nueva incorporación en el GAS! Malhechor de Garayo se une al equipo y promete traernos dosis letales de tradicionalismo alavés, kilotones de costumbrismo cañí y trillones de parsecs de amor a la tierra (y desprecio al ser humano). Os recordamos su anterior colaboración y nos congratula darle la bienvenida, utilizando como excusa su último trabajo: un post sobre ecología, amenaza medioambiental y lucha por el p*to gas (no, el nuestro no) dónde si no en Álava. ¡No se lo pierdan!

“La sequía genera una situación de catástrofe en Bilbao y Vitoria”. Así definía el momento un titular del diario El País, el 29 de noviembre de 1989, durante la última “pertinaz sequía” que vivía el País Vasco. Un periodo en el que tanto en la capital alavesa como en la bizkaitarra hubo restricciones de agua desde las ocho de la tarde hasta las seis de la mañana. Los embalses estaban bajo mínimos. Incluso en varios pueblos de Álava hubo rogativas para que precipitara de una vez por todas.

puente-de-azua-1ene-1990

Puente de Azúa, emergido de las aguas del embalse de Ullibarri-Gamboa (1 ene. 1990) (fuente).

La escasez de agua no era un fenómeno nuevo Vitoria: en barrios obreros de reciente construcción como Adurtza, la falta del líquido elemento había sido algo recurrente en sus inicios, hasta tuvieron que realizarse importantes obras de ingeniería, como el canal del río Alegría o los depósitos de Araka y Gardelegi. Sin embargo, la sequía que ocurrida entre las primaveras de 1988 y 1990 fue la que generalizó el problema y obligó a tomar una medida de emergencia: usar el acuífero de Subijana.

cueva-agua-subterranea1

Acuífero de Subijana (fuente).

El de Subijana, situado el suroeste de la Llanada Alavesa, es el acuífero más grande la Comunidad Autónoma Vasca y tiene tanta agua como los embalses del Zadorra. Como decimos, en 1989 se usó como “depósito de agua” de emergencia de la provincia, llegándose a construir toda una red de tuberías y canalizaciones para poder abastecer Vitoria y otros lugares de Álava en caso de que fuese necesario.

Por suerte, en la primavera de 1990 empezó a llover y toda esa instalación finalmente no tuvo que ser puesta en funcionamiento, pero… ahí está, por si vuelve a pasar algo así. O no.

En los últimos meses, por no decir años, este acuífero ha vuelto a salir a la palestra: sobre él se ha puesto en marcha la creación del pozo Armentia-2 con el objetivo de obtener gas del subsuelo. Si bien es cierto que parece que no va a usarse el método de fractura hidráulica, mejor conocido como Fracking, esto es alarmante. Técnicos de la Diputación Foral alertan acerca de la falta viabilidad medioambiental del proyecto, así como sobre el riesgo extremo que corre la excepcional calidad del agua.

pozo-armentia-1

Pozo de Armentia-1… para hacernos una idea del futuro Armentia-2 (fuente).

Como decía Julio Iglesias, “la vida sigue igual…”. Es increíble que, pese a todo el trabajo de concienciación y divulgación que han realizado colectivos como la plataforma Fracking Ez o la recientemente creada Berriztu, ahora mismo las calles no estén ardiendo. El hecho de que no haya agitación social ante algo tan importante como las reservas de agua que pueden abastecer a más de 250.000 personas para una previsible sequía (el periodo de retorno del fenómeno de 1989-1990 en la Álava mediterránea es inferior a 20 años, según estudios de la época) es algo que muestra la decadencia ecológica y de gestión de nuestra sociedad.

avasqpcciaegmwa

Protesta de Fracking Ez en el acuífero de Subijana en 2012 (fuente).

Estamos viviendo el otoño-invierno más seco de los últimos años. Ya no se trata (“sólo”) de defender el acuífero de Subijana por motivos medioambientales evidentes. Se trata de que si se contamina este depósito natural, se estará destruyendo la reserva de agua de calidad más cercana a la que pueden acceder cientos de miles de personas.

El acuífero sobre el que se asienta Vitoria-Gasteiz está contaminado desde hace décadas. Esperemos que no ocurra esto con Subijana. Pero, como nos la quiera devolver, como la Madre Tierra/Ama Lurra nos quiera dar una lección: estaremos bien jodidas.

Malhechor de Garayo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s