El GAS unplugged: la guarida de Mrs. Margaret

divine-tatcher

Mrs. Margaret

Hoy visitamos el backstage del personaje, sin duda, más misterioso y peligroso de cuantos pululan por el GAS: nuestra artista de cabecera, Mrs. Margaret. Nunca ha escrito nada para este insigne portal internáutico, pero sus obras han estado presentes aquí y allá. Un pequeño equipo (fuertemente armado y protegido por sendos sherpas armados a su vez con sendos cuchillos jamoneros) ha podido acceder a la guarida de esta bestia de la creación artística. Acompañadnos en este excitante viaje por el lado más oscuro del GAS… 

IMG_20170413_182716

Pósters de Fórmula 1 y retratos de bustos clásicos. Los “infiernos conceptuales” son muy del gusto de Mrs. Margaret.

Son las cinco de la tarde y hace mucho calor. Un taller a las afueras de una ciudad del Sur es el cobijo ideal para alguien como Mrs. Margaret. Como si se tratase de un “abrazacaras” de alguna peli de Alien, esta bestia pasa el rato en estado de incubación, a la espera de alguna posible víctima en la que opositar parasitar a su gusto. No ha sido fácil encontrar su hábitat. Muchos Bothans han muerto para traer esta información… Finalmente, conseguimos acceder a la estancia tras pasar los controles necesarios de seguridad: varios kilómetros en 4×4 con los ojos vendados, de 3 a 4 días maniatados a una mula, varios cacheos y, ante todo, la comprobación de si llevamos calcetines blancos en la puerta.

Lo primero que llama la atención a quien visita este lugar es su humedad. Hay criaturas que necesitan un alto grado de humedad en el ambiente para así reproducirse y sobrevivir. Sin embargo, Mrs. Margaret no presta atención a esa cuestión y sólo podríamos definir lo que sentimos en esta especial atmósfera como: “no se está mal”. Sin duda, esta percepción nos sobrecogió a todas desde el primer momento.

Cuando preguntamos a Mrs. Margaret sobre su taller, nos cuenta que lo consiguió como parte de una subasta. Se trataba de laboratorio de heroína de un grupo de boy scouts que finalmente salió a concurso público como parte del proceso judicial que enchironó a esa pequeña escoria de pañoletas al cuello y drogas. Mrs. Margaret dice que fue una compra honrada. Aunque, hay rumores que cuentan que liquidó a un artista andaluz para conseguir este espacio, dejando la pobre víctima “una mujer y un hijo”. Ahora, la artista de cabecera del GAS comparte taller con otra artista cuya identidad no se nos revela.

IMG_20170413_182331

Entonces es cuando Mrs. Margaret nos muestra su obra. Vemos grandes retratos hechos con plastilina. La mayoría de ellos son de jovenzuelos, de inocentes infantes, de pequeñas criaturas a las que parece habérseles arrebatado todo gesto de vida. No nos permite acercarnos a sus cuadros, pero cuando una de nuestras miembras, Malhechor de Garaio, se aproxima a una de ellas, asegura escuchar lamentos de puro horror. ¿Residirán aún las almas de esos niños en estos grandes cuadros? Dale a like y conoceremos la respuesta.

IMG_20170413_182539

En las obras de Mrs. Margaret se respira también un profundo amor por el arte clásico. Lo mejor en la Historia de Occidente reside entre estas paredes en forma de hálito inspirador. De hecho, en alguna ocasión, en el GAS hemos podido contar con trabajos suyos de este tipo. Formas equilibradas, composiciones armónicas, texturas que apelan al demiurgo de la perfección.

IMG_20170413_182610

Cuando preguntamos a Mrs. Margaret el porqué de su gusto por lo grecorromano y por las referencias clásicas, nos dice que todo es poco en la lucha simbólica contra el holocausto blanco que se avecina. Dice también que los inmigrantes envenenan la leche que toman millones de europeos cada día y que es necesaria una Santa Alianza para combatir a las Fuerzas del Mal encarnadas en Venezuela y en el Podemismo. Acaba su breve explicación diciendo, “no soy racista pero…”. Así. Sin añadir nada más. Un gran retrato de Susana Díaz encabeza la sala, pero no nos permite fotografiarlo diciendo que eso sería incurrir en un acto de blasfemia.

IMG_20170413_182524

Para acabar, preguntamos a Mrs. Margaret por qué utiliza plastilina de colores como material de creación. Entonces nos cuenta que se trata de una forma de “pintura sin pintar”. Reniega del óleo o de otras técnicas pictóricas como forma de ruptura con la tradición. Además, la plastilina es un material que le permite distorsionar las figuras que crea durante el propio proceso de creación. Aunque dice que lo más importante de utilizar plastilina es que hace que el centenar de niñas y niños que trabajan para ella piensen que lo que hacen es un juego, y no, explotación laboral. No hay denuncia posible ante el hecho de tener a 103 criaturas jugando día y noche, incluidos días festivos… o como Mrs. Margaret los llama “Días de Celebración de la Gloriosa Revolución mediante el Esfuerzo Patriótico”.

Dejamos el taller de Mrs. Margaret tras esta breve pero intensa visita, no sin antes preguntar qué futuros proyectos suyos nos aguardan. Dice que piensa en sacarse una plaza renovando cartillas en la Caja de Ahorros de la esquina “como acto performartivo”. Nos despide mientras esnifa un poco de polvo lunar y nos desea un feliz viaje de vuelta. Nos vamos pensando en que el arte del Grupo de Arqueología Social seguirá teniendo futuro mientras alguien como Mrs. Margaret nos guarde en su creativo seno.

Soyuz Gorri

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s