Heteros, temblad, Marikotrón 3000 llega al GAS.

avatar toni copia_preview

“I don’t wear wigs, this is my hair”. Obra de Mrs.Margaret.

Hay cosas para las que el mundo está preparado y otras para las que no, y la incorporación de Marikotrón 3000 al GAS es una de estas últimas. Wu Ming estaba navegando por cibertugurios de lo más bizarros cuando de repente, algo llamó su atención. No sabría explicar qué fue lo que más la perturbó, tal vez fuera su estilazo, tal vez fuera su virtuosa forma de hacer lipsync for your live, tal vez esa forma tan hiriente de ser pasivo-agresiva, o tal vez, toda esa serie de indescifrables palabros que hilaba en un discurso tan brillante como heterófobo  perturbador.

Si no hay mayor aprecio que hacer desprecio, entonces, Marikotrón 3000 os adora a todas vosotras.

Graduada en Arte de Dramática, con un máster en ofensas gratuitas y con un dragtorado en condescendencia, Marikotrón 3000 llega al Grupo de Arqueología Social para haceros sentir culpables por ser unos heteruzos, por dejarla en “visto”,  por ser una panda de básicas y por no cuestionaros vuestros privilegios lo más mínimo. Su obra académica bebe de las más diversas fuentes, inspirada en las más brillantes mentes de estos últimos tiempos: Paquita Salas, La Veneno, Sasha Velour, Katya Zamolodchikova, PhiPhi O’Hara … Si no entiendes nada de lo que dice, es que algo está haciendo bien.

So please, don’t fuck it up.

B.V.M.

El marikotrón-3000 es un ciborg del S.XXXI, un híbrido de máquina y organismo, una criatura de realidad social y también de ficción que proviene de una utopía (que no distopía) donde los punkis maricones dominan el mundo y los heterosexuales son criados en granjas con el único propósito de fabricar en cadena más seguidores para este grandioso régimen. El marikotrón-3000 fue enviado al pasado, nuestro presente, el S.XXI, a través de un ano cósmico con la misión de que nada perturbarse la cadena de hechos que dará lugar a tan singular régimen político y, de momento, está cumpliendo su misión satisfactoriamente. El marikotrón-3000 ha entrado al GAS para usar su poder y su influencia, y así propagar la ideología marikomunista en pos de un mundo mejor y por el bien de su misión. Pero como decía Donna Haraway: “El principal problema de los ciborgs es que son la descendencia ilegítima del militarismo y del capitalismo patriarcal, por no mencionar el socialismo de estado. Pero los hijos ilegítimos son a menudo infieles a sus orígenes. Sus padres, después de todo, no son esenciales.” ¿Significa esto que el marikotrón-3000 desarrollará sentimientos hacia los ridículos humanos entre los que se ha infiltrado, traicionando su misión y a su régimen? ¿Tendrá sus propios planes para crear su propia utopía?

Wu Ming

Memorias de un mundo futuro: Amaiur y el procès

Amaiur-Huelga

Y es que huelga haberla húbola. Fuente: http://vientosur.info/

En las últimas semanas vivimos el procès a golpe de titular y de minuto y resultado. El tiempo histórico se ha acelerado de repente hacia lo que se concibe como un gran acontecimiento que una multitud de pequeños sucesos quieren empujar. ¿Quién hablará de todos ellos cuando hayamos muerto? Como 1640 y la guerra de sucesión están ya muy trillados y reflexionar en experiencia ajena sale gratis (lo que no significa que vayamos a salir indemnes) hoy la idea es darle un par de vueltas a esta pregunta juntando para ello un par de churras y merinas arqueohistóricas: el procès y el castillo de Amaiur. Sigue leyendo

Los hijos (rusos) afortunados. Vietnam y el trueno del trópico

¡Wumingueras del bien y del mal! Las semanas pasan volando y ya estamos bien entradas en octubre. De aquí a que estéis muertas no queda nada. Ya sabéis. Aprovechad para ver todas las series de Netflix que podáis que luego cuando palméis os harán un examen en vuestro correspondiente cielo o infierno, dependiendo de la religión que tengáis. Para las wumingueras os espera una maratón de películas de Chuck Norris, hayáis sido buenas o malas. Sigue leyendo

Una España con dos cojones: Masculinidad y Nación

24115fe65094942e877d670ede9c1977--clint-eastwood-humor

“Esto de Cataluña se arregla echándole dos cojones”.

Hoy, en el GAS, tiramos de análisis políticos sesudos como éste para analizar la relación entre Masculinidad y Nación en España. Hoy tendremos con nosotras a la Guardia Civil, Jesús Gil, Álvaro Ojeda, Jiménez Losantos, la Policia Nacional, la película Huevos de oro (1993) y alguna mierda más. Acompañadnos en este viaje por la esencia de hispanidad: sus cojones. Sigue leyendo

Tu mirada heteronormativa está jodiendo la Prehistoria total (I)

“No hay ninguna naturaleza, sólo existen los efectos de la naturaleza: la desnaturalización o la naturalización”.

                                                                                         Jacques Derrida

 

Normalmente esta exposición comienza con un “juego” en el que se observan diversas representaciones de la prehistoria y se pide a lxs participantes que se fijen en las actividades realizadas por las mujeres y hombres que aparecen. A veces hay más colaboración, a veces hay menos, pero lo que observamos es que mayoritariamente las mujeres aparecen encargándose de actividades de mantenimiento, reproducción y recolección (actividades históricamente denigradas y consideradas sin importancia) mientras que los hombres se encargan de lo “verdaderamente” importante de la prehistoria, de lo que ha perdurado y ha hecho que estructuremos este periodo histórico cómo lo hacemos: la caza, la pesca, la industria lítica y las pinturas. Sigue leyendo

“La concordia fue posible”. Arqueología de la Suárez-manía

Suárez poniéndote su mirada de cocodrilo. Foto cortesía de Max

Salvo que seas una ameba, un hikikomori o un gordaquer usamericano de los que salen por la tele, se entiende que sales a la calle alguna vez, aunque sea a buscar tabaco y pizza a la esquina a hacer runin. Y desde que pones un pie en la calle, ya hay ideología en todas partes. En la película de John Carpenter “Están vivos” (1988; aquí analizada por el rockero de la filosofía) un tipo descubre que poniéndose unas gafas puede ver los mensajes ocultos en los carteles de publicidad o los periódicos. Las calles son un bukkake de ideología que espera a ser deconstruído. En ello estamos. Y dos de los elementos que más ideología contienen son los propios nombres de las calles y las rotondas. Los primeros porque al nombrar un sitio también le conferimos unos valores. Por ejemplo, “Calle de mierda” inmediatamente nos remitiría a pensar en helados de chocolate. Las segundas, las rotondas, porque tienden a tener su propia materialidad (una escultura terrorífica, un engendro artístico o jardines de colorines) con mensajes subliminales, liminales y superliminales, como ya Soyuz Gorri tuvo a bien comentar en el pasado. Sigue leyendo