Una España con dos cojones: Masculinidad y Nación

24115fe65094942e877d670ede9c1977--clint-eastwood-humor

«Esto de Cataluña se arregla echándole dos cojones».

Hoy, en el GAS, tiramos de análisis políticos sesudos como éste para analizar la relación entre Masculinidad y Nación en España. Hoy tendremos con nosotras a la Guardia Civil, Jesús Gil, Álvaro Ojeda, Jiménez Losantos, la Policia Nacional, la película Huevos de oro (1993) y alguna mierda más. Acompañadnos en este viaje por la esencia de hispanidad: sus cojones.

9788490454862

Para algunas de las reflexiones que publicamos aquí, nos inspiramos en un libro interesante y de reciente publicación: ¿La España invertebrada? Masculinidad y nación a comienzos del siglo XX (2016, Granada, editorial Comares). Esta es una obra colectiva, en clave de Historia Cultural, editada por Nerea Aresti, Karin Peters y Julia Brühne. Siguiendo el título, el eje del libro es la idea de «España invertebrada» de José Ortega y Gasset, que tras el desastre del 98 y la emergencia de la sociedad de masas en el primer tercio del siglo XX (lucha obrera, sufragio femenino, soberanismos periféricos…), remarcaba la ausencia de «hombría» como principal fuente de decadencia y crisis en España.

Para este post del GAS nos guiaremos por la misma idea: España como nación construida con dos cojones. Una concepción histórica de un país misógeno y con una masculinidad hegemónica intolerante, agresiva y castiza.

1-O-_Referendum_1_de_octubre-Cataluna-Espana_250988802_48897198_1706x960

Ciudadana catalana muestra su papeleta de votación a un agente de la Guardia Civil el 1-O.

No es casualidad que la Guardia Civil publicase este famoso tuit en plena «crisis en Cataluña»:

Tormenta - guardia civil

En la imagen vemos a un fornido agente de la Guardia Civil, con la característica postura de manos en torno a la hebilla del cinturón (el cinturón como símbolo de masculinidad y machismo bien reflejado en este cortometraje) y el siguiente refrán:

El destino susurró al guerrero:

«Tú no puedes soportar la tormenta».

Y el guerrero devolvió el susurro:

«Yo soy la tormenta».

Este tuit que mucha gente calificó como amenazante, en vísperas del referéndum catalán del 1-0, refleja bien las connotaciones de género que inundan este cuerpo de seguridad, que además se ha tomado históricamente como uno de los emblemas de la Nación. Hay que decir además que esta frase es de uso común en la ultraderecha, con reminiscencias estéticas de Leónidas y sus 300 espartanos.

shirt-black_5d16d58d-b366-4dc0-9264-81178a3961f0

Camiseta en venta en una página que no citaremos por no hacer publi gratis.

Esta mezcla de belicismo, nacionalismo y masculinidad viene de mucho más atrás. En la Segunda República se fundó todo un movimiento político que precisamente buscaba exaltar esos tres ejes: Falange. Al igual que en el análisis de Ortega y Gasset, la formación de José Antonio Primo de Rivera denunciaba que los males de la España de aquel momento (conflictividad obrera, reformas laicas, «desautorización» del Ejército, empoderamiento de las mujeres, «separatismos periféricos», etc.), en cierto modo, se derivaban de una República hermafrodita, con seres «fofos» e «invertidos» como su propio presidente, Manuel Azaña. El sufragio femenino, acompañado de movilizaciones cada vez más importantes de mujeres en el espacio público, era algo inaceptable porque iba en contra de la familia española, con su clara división entre público/hombre y privado/mujer, que era el pilar de la Nación.

jose-antonio-primo-de-rivera

José Antonio Primo de Rivera en un mitin de Falange.

La Guerra Civil (1936-1939) significó una «vuelta al orden»: en el frente, los hombres y en la retaguardia, las mujeres. La España de Franco se construyó rápidamente en base a esta estricta división.

fc3batbol

Meme visto por foros fachas.

Y una vez más, volvamos a los cojones. El gonadismo patriótico está presente en nuestro vocabulario del día a día. Hacer algo «con dos cojones» o «echarle huevos» sigue siendo la síntesis del espíritu de superación del país. El motor corporal que nos guía a imponernos frente a las circunstancias. Arturo Pérez-Reverte es hoy uno de los autores que mejor sintetiza la unión de machismo y españolismo. O también, su versión de andar por casa, el youtuber Álvaro Ojeda con su libro (con prólogo de Eduardo Inda) España con dos cojones (2016). Con sus ideas intolerantes sobre la Nación y sus ridículos golpes en la mesa, Ojeda parece representar muy bien a ese mítico «macho ibérico» en un tiempo en el que su patetismo es más que evidente.

A pesar de ello, actualmente en España la derecha gobernante cada vez se desenmascara de forma más clara. Los medios de comunicación avalan las actuaciones de «ultras» y de «violentos» que se presentan como la principal «vanguardia frente al independentismo» en las calles. Los cuerpos de seguridad destacados en Cataluña fueron despedidos con el «a por ellos» y no dudan en mostrarse como ultras, «espartanos del siglo XXI», cuando son denunciados colectivamente en un hotel en Pineda de Mar (Barcelona).

Estos gritos testiculares nunca se alzaron contra la intolerancia a las personas inmigrantes, ni contra los desahucios, ni contra el paro… Estos gritos con dos cojones se alzan en la «defensa de la Nación». El parámetro mental de la hegemonía facha del país siempre se mueve en estos términos de dominación de género y falocentrismo. Hay veces que las metáforas utilizadas son realmente contundentes como la de Jiménez Losantos en el diaro El Mundo para hacerse eco de las declaraciones de Puigdemont el pasado 10 de octubre en el Parlament de Catalunya:

Sin título

Artículo de opinión de Jiménez Losantos para El Mundo (11 oct. 2017)

Y estos son los ejes del pensamiento nacional de España. Como decimos vienen de muy atrás. En el primer tercio del siglo XX, uno de los pensadores clave de la Generación del 98, Ramiro de Maeztu y Whitney (1874-1936), hijo de alavés y de inglesa, defendía una idea de Hispanidad basada en el valor del mestizaje. Frente a la «leyenda negra» del colonialismo español y la Conquista de América, los conquistadores hispanos del continente no aniquilaron a las poblaciones indígenas de igual forma que hicieron los anglosajones en América del Norte. Los colonos de la Península Ibérica se mezclaron con las indígenas y crearon un gran contenedor mestizo a lo largo y ancho de América Latina.

unnamed

Esquema naïf del mestizaje colonial en América.

Sin embargo, esta visión del mestizaje hispánico en América (que también se subrayó en las celebraciones del 500 aniversario del Descubrimiento en la España de Felipe González de 1992) pasa por alto la realidad del patriarcado colonial. El mestizaje en América tiene la violación como su principal fuente histórica: los conquistadores, desde su posición hegemónica, no dudaban en tener hijos bastardos con indias a quienes sometían bajo su voluntad. La España de los dos cojones generó millones de hijos en América, pero muchos de ellos ilegítimos y con un altísimo coste en sufrimiento.

04c4da61c9f5e3927f81ea094d2a4b53--cinema-posters-film-posters

En la España en la que muchos y muchas nos críamos, en la España de los 90, la democracia no significaba en ningún caso la ruptura del patriarcado. El héroe televisivo era el político/empresario corrupto y corruptor Jesús Gil, siempre en su jacuzzi, rodeado de chicas en bikini. En 1993, el cineasta Bigas Luna estrenó Huevos de oro con Javier Bardem como síntesis de esa España agresiva, machista, capitalista y megalómana a base de pelotazo inmobiliario en la costa mediterránea. Actualmente, en esa misma costa se fondea el crucero de Piolín, lleno de agentes de Policia Nacional y Guardia Civil. Esa España de los dos cojones. Esa vanguardia frente a la ruptura de un país/macho que ve que su autoridad es contestada. Tú también flotarás…

Soyuz Gorri

 

2 comentarios en “Una España con dos cojones: Masculinidad y Nación

  1. Pingback: “El ídolo de las Cícladas”. Cortázar, realismo mágico y arqueología | Grupo Arqueología Social

  2. Pingback: MEMORIAS DE UN MUNDO FUTURO: AMAIUR Y EL PROCÈS | Grupo Arqueología Social

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s