Materialidad y estética gitana a través de la Arqueología Funeraria en el cementerio de Montjüic

arqfun1

Barroquismo floral. Como dijo Manuela Trasobares, «soy una persona que adora la estética».

La Arqueología Funeraria, también llamada Arqueología de la Muerte por aquellxs arqueólogxs que gustan de asustar niñxs pequeñxs (cotilleo: lxs arqueólogxs hegemónicxs para meter miedo a sus criaturas les amenazan con que el GAS irá y se los llevará para convertirlos al posmodernismo), es aquella rama de esta nuestra disciplina que básicamente estudia todo lo relativo a qué hace una sociedad con sus individuos muertos: en qué localización estaba la necrópolis y dónde se les enterraba dentro de la misma, quién era enterrado (sexo y edad del individuo, identidad social del mismo), el ajuar que le acompañaba, el tipo de tumba, el porqué de todas estas variables… cosas de esas de postprocesuales. No pienso explayarme mucho más en este punto porque lo que viene ahora es mucho mejor, pero incluso en los cementerios contemporáneos podemos observar diferencias, por ejemplo, por motivos religiosos (parte protestante vs parte católica, cristiana vs musulmán, etc) o por edad, como las tumbas de individuos infantiles a las que colocan juguetes cerca, o por clase con las diferentes estructuras a las que se puede acceder (nicho, tumba, panteón…)

Ahora bien, entrando en materia, ¿qué distingue a una tumba gitana? ¿por qué sabemos que lo es? Pues básicamente por su estética (es decir, la manera en la que se nos presentan las cosas) y la materialidad que la conforma, como ahora veremos. Y es que frente a la sobriedad de la mayoría cristiana que colocan si acaso unas flores (de plástico si eres una vaga o muy pragmática), estas tumbas florecen literalmente con tal profusión de colores, adornos y brillos que llaman la atención enseguida, las ves desde lejos y son fácilmente localizables. Aquí una muestra:

Pero esta decoración tan extremada no se limita a las tumbas, también podemos encontrarla en nichos y en panteones:

arqfun2

arqfun3

Fijaos también en los alrededores de los otros nichos, nada que ver.

arqfun4

arqfun5

Heterotopía estética: flores, inspiración grecorromana (edificio, estatuas de caballos) y crucifijos.

Pero dentro de esta maravillosa vorágine estética, hay dos tumbas cuya historia vamos a pararnos a analizar ya que están relacionados con una familia de etnia gitana muy importante de Barcelona: los Jodorovich. Y como en el GAS somos muy fans de los matriarcados, vamos a hablar de la matriarca que murió este año, Luisa. Hija de inmigrantes rumanos y húngaros que huían de las amenazas de la Alemania Nazi, nació en el barrio de Sants en 1936 y con 13 años (1949) se casó con Antonio Montero el Mulato (era muy moreno), sobrino del gitano más poderoso de toda la ciudad. De esa relación nació la familia Montero Jodorovich, protagonistas de la mayor parte de la crónica negra de Barcelona desde los 60 hasta ahora. La familia creció y pasó de robos a tráfico de drogas, con el que construyeron un imperio. Y ahí ya lo típico: te detienen, te sueltan, detienen a tus hijos, los sueltan y todos esos salseos judiciales. Y aunque Luisa se encontrase con Dios (que yo no sé dónde una se encuentra con este señor… ¿en la carnicería? ¿en la cola del pan? ¿en el médico?), y aunque renegase de todo su pasado delictivo, no perdió nada de autoridad, llegando a mediar en los conflictos de la Mina de 2013 que analizaremos en el próximo artículo, (spoiler alert: “Antígona gitana”). Eso sí, sus descendientes sí que siguen dedicándose a este tipo de actividades. Incluso de manera simultánea con otras ocupaciones empresariales y el control de la Federación de Asociaciones Gitanas de Catalunya (FAGIC). A continuación, podéis ver dos de las tumbas de esta ilustre familia.

arqfn6

Marikotrón 3000 aún está investigando quién era la Chocola.

arqfun7

Tumba basada en el pabellón que van der Rohe construyó como representación de Alemania en la Exposición Internacional de 1929, porque ser gitano y modernista no está reñido.

Por supuesto que a la hora de analizar este fenómeno tenemos que tener en cuenta muchas limitaciones, siendo una de ellas el que no todas las personas de etnia gitana enterradas estén acompañadas por esta materialidad, algo que podemos resumir como: no todos lxs gitanxs tienen esa decoración en la tumba, pero todos los que la tienen lo son. Y es que, desde la posición hegemónica católica, es impensable romper la solemnidad de la muerte de esa manera. Lo cual me lleva a pensar que se han producido varios procesos de resignificación del espacio, la materialidad y la estética en el campo funerario por esta cultura. Algo parecido podemos observarlo en lo que pasa el Día de Muertos en México, una tradición y festividad con raíces precolombinas en la que las ideas católicas de cielo e infierno no estaban presentes.

Además, en este texto se ha establecido desde el comienzo un binarismo (ver meme, please) entre gitano-payo que, aunque útil para tratar este fenómeno específico, se queda corto (como todos los binarismos) a la hora de explicar toda la variabilidad que podamos observar: ¿qué pasa con los individuos mestizos con un progenitor gitano y otro payo? ¿qué identidad asumen o se crea con su muerte? ¿Y con las nuevas generaciones, como lxs chonis, que se han acercado a la cultura gitana en los últimos tiempos? Si cuando mueren jóvenes y son enterrados por sus progenitores payos y no-chonis, ¿podríamos observar en el registro funerario signos de ese agitanamiento?

memefun

Total, que este es un tema muy complejo que da hasta para una tesis y todo. Se ha intentado echar un vistazo a un tema bastante complejo como es la muerte en una cultura con la que muchxs no estamos familiarizados (más aún si eres ciborg del S. XXI, pero que le vas hacer). El único consuelo que me queda es, espero, no haber caído en ningún argumento gitanofobo.

Marikotrón 3000.

Un comentario en “Materialidad y estética gitana a través de la Arqueología Funeraria en el cementerio de Montjüic

  1. Pingback: “El ídolo de las Cícladas”. Cortázar, realismo mágico y arqueología | Grupo Arqueología Social

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s