TODAS SABEMOS LO QUE PASA EN BÍLBILIS: El machismo, el acoso sexual y el abuso de poder en la Arqueología

WhatsApp Image 2017-11-20 at 11.53.17 (1).jpeg

Hartas, así es como estamos con la primera noticia sobre lo que está sucediendo en la Universidad de Zaragoza, donde la Comisión Feminista del Colectivo de Estudiantes Progresistas de Aragón (CEPA) ha denunciado lo que parecía ser, como ellas dicen, un secreto a voces. Hablamos del acoso y abuso sexual (pongamos “supuesto”, que luego se quejan) que alumnas (en realidad con una sola bastaría) denuncian haber sufrido por parte de su “jefe”, miembro del IUCA (Instituto de Investigación de Ciencias Ambientales), pertenecientes al área de arqueología del Departamento de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad de Zaragoza. Esta excavación es dirigida en la actualidad por dos miembros de estos grupos, y en ella participan alumnes de esta misma universidad. Lo que en principio debería ser una parte fundamental de la etapa formativa de cualquier arqueóloga, no lo ha sido para todas las alumnas que dejaron de acudir a estas campañas por una misma razón, ser acosadas por uno de los jefes. (Toda esta información viene del comunicado del CEPA que podéis ver aquí abajo).

WhatsApp Image 2017-11-20 at 11.53.17

¿Cuántas noticias más tenemos que recibir para convencernos todas de que la Arqueología reproduce exactamente los mismos problemas que afectan a otras ciencias y a otras áreas de la sociedad? Nos tratáis de locas, de exageradas, de ser unas feminazis que quieren demonizarlo todo y buscar fantasmas donde no los hay, entráis en dinámicas en los que “un chistecillo machista no es más que un chiste”, generáis ambientes abiertamente discriminatorios sexualizándonos y cosificándonos en los que el lugar que ocupamos es el de cosa-con-tetas que además de excavar te alegra la vista y algo más que la vista.

WhatsApp Image 2017-11-20 at 11.53.16 (1)

No sois conscientes (quiero creer) de que estáis contribuyendo a que no nos sintamos seguras dentro de estos espacios, a que no sintamos que podemos hablar abiertamente sobre situaciones de acoso como la que aquí se denuncia. Creáis un espacio de trabajo y de aprendizaje para vosotros, al que nunca accederemos de igual forma, en los que si no os reímos las gracias somos unas amargadas,  en el que queda claro que no estamos al mismo nivel y que sois vosotros quienes ocupáis una posición hegemónica. Conseguís que nos sintamos ajenas, ya sea con miradas, roces, gestos, tratándonos de forma totalmente diferente que al resto de compañeros, intimidándonos.La gran mayoría de vosotros no podréis entender a qué nos referimos, porque sois los mismo que negáis que el acoso en las calles sea un problema (a no ser que llegué a su punto de máxima expresión), y no entendéis cómo una mirada lasciva, una frase, una palabra, un silbido o abordarnos para entablar una conversación pueden violentarnos y crear un sentimiento de miedo e inseguridad. Y esto es algo que sucede en las calles, que sucede en los puestos de trabajo, en el transporte público, en círculos de amistad, y por supuesto, en la Universidad.

WhatsApp Image 2017-11-20 at 11.53.17 (2)

¿Y qué tienes tú, joven arqueólogo, que ver en todo esto? Cuando aceptáis o reís comentarios obscenos, actitudes machistas hacia las mujeres y hacia las propias compañeras con las que trabajáis, estáis creando un clima de camaradería en el que casi todo vale, en el que normalizáis esta forma de violencia específica contra las mujeres. Y es aquí, precisamente, uno de los lugares en los que surge el miedo a denunciar, el miedo a hablar de los abusos que se están sufriendo, donde te cuestionas si alguien va a creerte, si alguien va a actuar, o si simplemente van a mirar hacia otro lado, lo que al parecer ha sucedido en este yacimiento de Calatayud. Al quitarle la importancia que tienen a estas actitudes y acciones, estáis provocando que vuestras compañeras no sientan el apoyo que deberían sentir para poder iniciar los trámites para acabar con estas.

Y es que, además, este abuso de poder no se limita a lo sexual. Las estudiantes tienen que hacer frente a la incertidumbre, al no saber si sus denuncias van a conseguir lo que persiguen, al miedo a las represalias académicas, a no ser creídas, a que el agresor reciba todo el respaldo posible de la comunidad académica que quiera mantener limpia la imagen de la universidad/departamento. Estas mujeres tienen que arriesgarse a perder cualquier opción de futuro en el caso de que su identidad se conozca y la denuncia prospere, y también en el caso de que no lo haga. Como se recoge en el escrito publicado por el CEPA, estas estudiantes no sólo han dejado de acudir a las excavaciones arqueológicas, también han sentido la presión de tener que recibir clases de esta persona, o contar con ella como miembro del tribunal de los TFGs.

WhatsApp Image 2017-11-20 at 11.53.16

Cuando nos llevamos las manos a la cabeza porque una mujer no ha denunciado un abuso, debemos ser menos simplistas y tratar de entender que el miedo juega un papel determinante en estos casos, que en este caso incluye el miedo por un futuro que llevan años labrando. Está de moda ir de progre, cuestionar las relaciones verticales de poder dentro de la Academia, de las excavaciones… pero siempre cuesta un poquito más analizar cómo se configuran las relaciones de género, que son, a fin de cuentas, relaciones de poder. Y son estas las que muchas veces os negáis a ver, queriendo creer que vuestra amada arqueología, vuestro jefe, vuestro departamento, no está teniendo las actitudes que condenáis rotundamente en casos en los que no os veis afectados. Cuando sólo aceptáis como abusos sexuales las violaciones, estáis quitando la gravedad que tienen acciones como la que se denuncia, haciendo que la víctima sea víctima de nuevo, pero esta vez de vuestra indiferencia y vuestras ganas de mirar hacia otro lado. Es por eso que, este secreto a voces no ha salido a la luz hasta ahora, es por eso que tenemos miedo de hablar. ¿Cómo sino podemos entender que este asunto lleve años conociéndose, hasta el punto de que las alumnas dejen de acudir a las excavaciones?

Se supone que existen toda una serie de mecanismos legales para protegernos de estas violencias, pero, ¿podéis entender qué nos lleva a no confiar en ellos?

Día a día tenemos que ver cómo se cuestiona públicamente la veracidad de las denuncias por violación y abuso sexual, en el que estamos más preocupados por defender la presunción de inocencia de los agresores, que la integridad de las mujeres que denuncian. Lo juzgáis todo, la forma de vestir, la forma de actuar, la forma en la que previamente nos hemos relacionado con ese agresor, y también la de después. La forma en la que hemos intentado resistirnos o hacer frente a los abusos, la forma en la que vivimos después, si hemos sonreído por la calle o no. Si nos hemos plantado para “respetarnos a nosotras mismas como mujeres”. Pero luego, la culpa es nuestra por no denunciar. Y si denunciamos, la culpa seguirá siendo nuestra por cualquiera de las cosas recién mencionadas.

Estaremos atentas a la información que vaya haciéndose pública, de la misma forma que esperamos que vosotros lo hagáis, pero también queremos que esto os lleve a reflexionar sobre la gravedad de dejar pasar o quitar importancia a estas actitudes, a confiar en vuestras compañeras cuando os hablen de sus miedos (que no tienen que verse apoyados por abusos físicos para ser igual de lícitos), a no ser parte de la manada, a no ser cómplices, a no tacharnos de exageradas, a no mirar hacia otro lado y a contribuir en la creación de espacios igualitarios y libres de abusos hacia las mujeres por el simple hecho de ser mujeres.

Brandine Von Mierder

2 comentarios en “TODAS SABEMOS LO QUE PASA EN BÍLBILIS: El machismo, el acoso sexual y el abuso de poder en la Arqueología

  1. Pingback: Mujeres que son y hacen historia

  2. Pingback: 5 vídeos de internet 1.0 y la historia detrás de ellos | Grupo Arqueología Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s