No estaba muerta, estaba de parranda

Aunque seguimos dando la brasa por otros medios, habréis notado que en el blog llevamos unas semanas de riguroso silencio (cómo mola hablar como si le importásemos a alguien). Pues bien, queridas wumingueras, ha llegado el momento de explicaros por qué. Sigue leyendo

Anuncios