Tu mirada heteronormativa está jodiendo la Prehistoria total (I)

“No hay ninguna naturaleza, sólo existen los efectos de la naturaleza: la desnaturalización o la naturalización”.

                                                                                         Jacques Derrida

 

Normalmente esta exposición comienza con un “juego” en el que se observan diversas representaciones de la prehistoria y se pide a lxs participantes que se fijen en las actividades realizadas por las mujeres y hombres que aparecen. A veces hay más colaboración, a veces hay menos, pero lo que observamos es que mayoritariamente las mujeres aparecen encargándose de actividades de mantenimiento, reproducción y recolección (actividades históricamente denigradas y consideradas sin importancia) mientras que los hombres se encargan de lo “verdaderamente” importante de la prehistoria, de lo que ha perdurado y ha hecho que estructuremos este periodo histórico cómo lo hacemos: la caza, la pesca, la industria lítica y las pinturas. Sigue leyendo

Anuncios

“La concordia fue posible”. Arqueología de la Suárez-manía

Suárez poniéndote su mirada de cocodrilo. Foto cortesía de Max

Salvo que seas una ameba, un hikikomori o un gordaquer usamericano de los que salen por la tele, se entiende que sales a la calle alguna vez, aunque sea a buscar tabaco y pizza a la esquina a hacer runin. Y desde que pones un pie en la calle, ya hay ideología en todas partes. En la película de John Carpenter “Están vivos” (1988; aquí analizada por el rockero de la filosofía) un tipo descubre que poniéndose unas gafas puede ver los mensajes ocultos en los carteles de publicidad o los periódicos. Las calles son un bukkake de ideología que espera a ser deconstruído. En ello estamos. Y dos de los elementos que más ideología contienen son los propios nombres de las calles y las rotondas. Los primeros porque al nombrar un sitio también le conferimos unos valores. Por ejemplo, “Calle de mierda” inmediatamente nos remitiría a pensar en helados de chocolate. Las segundas, las rotondas, porque tienden a tener su propia materialidad (una escultura terrorífica, un engendro artístico o jardines de colorines) con mensajes subliminales, liminales y superliminales, como ya Soyuz Gorri tuvo a bien comentar en el pasado. Sigue leyendo

Streets of Philadelphia (III): la gentrificación explicada por South Park

Buen rollito con la gentrificación. Fuente: https://twitter.com/NBCPhiladelphia

Y cuando creíais que esta mini-sección estaba muerta… ¡Bum, se convierte en trilogía! Como los anteriores posts (este y este) sobre la Historia de los EEU y U a través de la emblemática ciudad de Philadelphia os apasionaron (seguramente los menos leídos de la historia del GAS) volvemos a la carga con una entrega más. Hoy, gentrificación, políticas urbanísticas, sexo, drogas y South Park; jolgorio y desenfreno para vuestros ojillos de perdiz.

Philadelphia pasa por ser una de las ciudades usamericanas que primero se gentrificaron ya desde los años 60. Si bien sería en los 80 y los 90 cuando el proceso se aceleró a base de cupcakes, urban art y locales de arte generando todo un paisaje hipster (me ahorro muchos comentarios gracias al artículo de Soyuz Gorri que podéis leer…………. ¡aquí!) asegurando que la clase media urbana (y blanca) se sienta cómoda y segura en sus terracitas de diseño. Todo por su bien. Sigue leyendo

La nueva peli de “It” es una puta mierda (GAS feat. Carlos Boyero)

Estoy hasta el chochirrin de los remakes, precuelas, reboots y secuelas de Hollywood. Me parece muy bien que los productores quieran sacar pasta para meterse todas las rayas que les entren en sus fosas nasales, pero al menos currároslo un poco, ¿no?. La falta de originalidad en el cine ya es hasta insultante.  Echadle un ojayer a esta lista de pelis de miedo más esperadas de 2017 y veréis que hay casi más números que letras. Si vuelvo a ver otra peli de Saw, Transformers o Torrente, vómito. Qué pereza mental… Y ahora vuelven a la carga con una nueva versión de “It” que absolutamente nadie pidió pero que todas veremos porque le han dado más bombo que al culo de Kim Kardashian (y más de 400 millones de dólares de beneficios que tiene ya esta mierda). “It” flota más que Catalunya. Sigue leyendo

Tú también flotarás: Catalunya y algo más

arton79424

Las frases bonitas no valen de mucho. No vale decir eso de “no importan las banderas, sólo importan las personas”. No vale perder el tiempo buscándole las tres patas garantías al gato catalán. Más de una decena de altos cargos públicos detenidos. Un gobierno autonómico intervenido a la fuerza. Suspensión de facto del autogobierno. Cientos de alcaldes y alcaldesas bajo la espada del Poder Judicial. Un gran contingente policial enviado ad hoc y alojado en buques en el puerto de Barcelona. Gentes de todas partes echándose a la calle. Hoy, en el GAS, y por imperativo legal, nos solidarizamos con el pueblo trabajador de Catalunya. Hoy hablamos de lucha institucional (y callejera), inversión del orden establecido, vigilancia líquida y un poco de historia catalana. Sigue leyendo

¡Uh, ah! Las vikingas son guerreras… Y bastantes más cosas

tumblr_np34u6hxfy1saxfomo3_r1_500

Vikinga de la “Era de los vikingos” en Kung Fury. Fuente: Tumblr.

En 1981 el grupo Coz publicaba el álbum “Las chicas son guerreras”, dejando para la posteridad una de esas canciones que hacen las delicias de los consumidores en los locales vintage y en los bailes de boda. Las chicas tienen algo especial, dicen los Coz, y esta vez una de ellas nos ha dejado un regalito (o varios) que hemos tenido que descubrir casi 1000 y pico años después. La noticia ya es bastante mainstream: un enterramiento del yacimiento de Birka (Suecia) que tenía más armas que el “Rambo del Bierzo“, tradicionalmente dado como hombre, ha resultado ser una mujer tras un estudio genético hecho en la Universidad de Estocolmo (que podéis leer en la lengua de Chekspir aquí). Y esto ha hecho que un montón de gente haya flipado en más colores que Pantone. La noticia ha salido en quinientos mil medios de comunicación y se han hecho eco redes sociales de todos los tipos, colores y sabores. Sigue leyendo