Yolocaust o cuánto banalizamos la materialidad del conflicto.

pisa

Así de imbéciles parecemos sólo con cambiar la perspectiva.

Que como turistas somos una auténtica panda de ridículas no es ninguna novedad, no hace falta más que darse un paseo por la Torre de Pisa para ver a toda una horda de turistas haciendo el canelo.

Pero bueno, una cosa es que nos dé rabia y ganas de pelea física, y otra muy diferente que te vayas a poner a dar la tabarra a diestro y siniestro. Sin embargo, no todos los espacios monumentales o todo el Bien Común tiene la misma naturaleza, o la misma cercanía respecto a nosotras como sociedad. Algunos de ellos representan momentos que han causado un gran impacto en todas nosotras, y una de ellas son los campos de concentración, especialmente famosos los creados por el nazismo (aunque a veces se nos olvida que tenemos unos cuantos a nuestro alrededor, y hoy en día son básicamente la nada más absoluta). Sigue leyendo
Anuncios

Desea año os feliz Wu Ming un nuevo

pedrochepota-copia

Tú dentro de un subidón de procesualismo. Cortesía de Mrs. Margaret.

Nosotras tenemos la ventaja de programar esto (mentira, tenemos al niño tailandés de ocho años escribiendo y publicando al ritmo del sonido del látigo de ocho puntas sobre su tierna espalda), pero calculamos que son las 6 de la tarde si es que esto ha aparecido delante de vuestros ojayers. Pues nada, ayer se asesinó a base de alcohol el año 2016 y hoy toca estrenar neuronas bajo un nuevo digito del calendario. Sigue leyendo

Sin Sororidad no hay revolución

14925535_10154228672634125_180462487211588662_n

Foto realizada tras la mesa redonda sobre Arqueología feminista en Arqueonet, con Apen Ruiz, Debora Zurro, Aitziber González, Lourdes López y Marga Sánchez.

Hoy estamos muy contentas, así que, una vez más, vamos a aprovechar esto para escribir lo que se nos pase por la cabeza. Y en este caso, vamos a dejar de ser unas “frustradas, amargadas, fracasadas” y otras de las cositas bonitas que nos dice cierta persona por internet Sigue leyendo

Cuando quieres mezclar arqueología y humor y se te cuela un poquito de machismo.

reinas-tacones

El meme que hizo que se me atragantara el desayuno. Fuente: cualquier maldita página de FB relacionada con la arqueología.

En la Arqueología pasa como en el resto de ámbitos de esta nuestra querida sociedad, que queremos creer que somos mejores que el resto y que tenemos superadas cuestiones como el machismo y la homofobia que campan a sus anchas en otros sectores, pero nooo, en el nuestro no, porque somos todas muy resabidas, intelectuales y reflexivas. Y sin embargo, aquí estamos, perpetuando roles de género, la división sexual del trabajo arqueológico, dejando que sean ellos quienes dirijan todo, aunque el trabajo lo hagamos muchas de nosotras. Pero no hace falta entrar en cuestiones tan profundas, que estamos de fin de semana y algunas hemos trabajado a la noche. Sigue leyendo

El GAS sale del zulo II: “Excavar en tiempos revueltos”, nuevo programa del GAS en HalaBedi Irratia, o cómo seguir haciendo dañito

radio

Dos chimpancés intentando hacer algo.

Creo que ya lo habíamos insinuado alguna vez, pero hoy lo hacemos público de manera super oficial. Desde el pasado lunes, el GAS tiene el enorme placer de tener un espacio de una hora en HalaBedi Irratia, los lunes de 21:00 a 22:00 horas, en un programa que decidimos bautizar como “EXCAVAR EN TIEMPOS REVUELTOS” y en el que básicamente pretendemos expandir el mismo pus que en el blog y las redes sociales, pero esta vez con nuestras dulces y melodiosas voces. Sigue leyendo

A ti se te escapa un piropo, a mí se me escapa el paletín.

Oh Im Sorry I Thought This Was Americavdhdhdjd

Y esto es lo que pasa, o debería pasar cuando te agachas para picar y alguien hace algún comentario “jocoso”.  Fuente: Brandine.

Con la llegada del verano hay que tener cuidadito. En la playa con las medusas, en el campo con las víboras, y en las excavaciones con los bonobos. Si eres mujer, y más aún, si eres la única mujer, verás que da igual lo sucia, andrajosa y que estés haciendo la croqueta en la terrera, siempre habrá algún mamarracho que decida convertirte en un objeto más y cosificarte hasta el infinito y más allá. Sigue leyendo