Paneles de cartón y otras aventuras del GAS

018

Wu Ming animando a las masas a participar en un «Un día cualquiera en Vitoria» (cortesía de Magnífico Rector)

¿Qué tal andamios pasivo e invisible público? Antes de nada, queremos recordaros que Wu Ming os desprecia a todas por igual… Y una vez hechos los saludos de rigor. En esta breve entrada haremos un repasito sobre la intervención que llevamos a cabo el pasado 20N por las calles de Vitoria-Gasteiz, aquella que felizmente llamamos «Un día cualquiera en Vitoria». Si quieres enterarte de qué va esto, échale un ojete a lo que viene a continuación. Sigue leyendo

El arma secreta de Kim Jong-un

Fotografía del recibimiento de Kim Jong-un en Corea del Norte, recién llegado de Bilbao.

Fotografía inédita (e inaudita) de Kim Jong-un en las gradas del San Mamés.

El muro de Berlín se fue al carajo. EE.UU. y Cuba inician un diálogo y se habla de reabrir embajadas. China… pasapalabra. El bloque comunista parece que se ha ido al cuerno, vamos (aunque algunas cosillas me hacen soñar que aún estamos en la Guerra Fría y que mi frigorífico fue fabricado eficientemente en la RDA… snif, snif). El deshielo avanza a pasos agigantados. Pero… ¿qué tiene entonces Corea del Norte -alias la mala– para seguir protagonizando noticias absurdas día tras día en los mass media del capital? Sigue leyendo

Cine y Arqueología (I): El Templo del Oro o Chuck Norris repartiendo estratigrafía

Chuck Norris

Chuck enfadado por mala praxis arqueológica

Como buen amante del cine (y le hago el amor por, por ejemplo, estas palabras de Iñárritu contestando a Robert Downey Jr.), me he tragado innumerables truños grandes como el monumento del aeropuerto de Castellón (una galería de esta delicia escultórica, de esta suma expresión de la genialidad y el pus humano aquí. Y solo costó 300.000 euros… ¡Con la de hierro que tiene!). Aprovechando que el Manzanares es un río infecto, pues uní dos de mis pasiones, la Arqueología y el séptimo arte, y en vez de ver hez en forma de comedia romántica (lanzo la polémica para quien la coja, la peor película que he visto en mi vida es La cosa más dulce. He de decir que la vi sobrio y me dio resaca) pues vi mucha hez en forma de películas sobre Arqueología. Sigue leyendo