“La leyenda de Tarzán” o “la mierda más colonialista que he visto en mucho tiempo”

“Vamos a ver algo que no nos haga pensar mucho”, dijo miles de veces cualquier colega del mundo ante la cuenta de netflix o la pantalla del ordenador con una lista inmensa de pelis. Te pillan desprevenida, sin ganas tampoco de ponerte a ver una peli de Tarkovsky, Jodorowsky o de alguna otra directora acabada en “ovsky”, y se te cuela en el occipital derecho cualquier basura salida de las entrañas de Hollywood, que son muchas. Y con la tendencia que tiene ahora la industria usamericana de hacer remakes, reboots y octavas partes de sagas para ganar más pasta, las posibilidades de que te toque un atentado contra el séptimo arte son muy grandes (atreveos a darle al link, venga). “Vamos a ver algo que no nos haga pensar mucho”, dijo mi colega mientras daba al play a “La leyenda de Tarzán“. Y, maldita sea, al final me hizo pensar mucho en la bazofia colonialista que acababa de ver y tenía que compartirlo con alguien. Bienvenidas a otro vómito del GAS. Sigue leyendo

Anuncios

El cine clásico envejece fatal

loq-ue-el-viento-1

Hoy en el GAS: el post que NO gustará a la gente de Blog de cine o Días de cine La gran Marma Mq vuelve a visitarnos para denunciar que nuestros “grandes clásicos del séptimo arte”, en realidad, tienen mensajes dignos de Forocoches o de un Álvaro Ojeda cualquiera. El gafapastismo actual también habla de estas obras como “cánones” que hay que admirar, pero veremos que estos “peliculones” nos remiten a un canon audiovisual impuesto (por intelectualitos blancos) y jodidamente patriarcal.

Sigue leyendo

Cine y Arqueología (IV): Wall-E, el adorable robot arquehólico

25748644

Y… ¡Estamos de vuelta con esa sección del GAS que nunca pedísteis ni nunca os importó una mierda! ¡Arqueología y cine, una mezcla explosiva! Aunque parezca mentira, hay cientos de películas que tratan el tema de la arqueología y como había que rellenar el espacio hoy y me tocó el marrón a mí pues me dije “¿cómo engañar a nuestras lectoras fingiendo contenido nuevo?” ¡El resto vino solo! Y así, ya os trajimos al todopoderoso Chuck Norris en su faceta de arqueólogo reparte patadas-voladoras; a Steven Seagal y su perfilfobia; y un descojono de película de arqueólogos prehistóricos en el que todos los personajes se llaman Piedra (como nuestro blog hermano Pi3dra, del latín “petra”). Ahora le toca el turno a una película que no es krakendevaken una producción de cuestionable calidad: “Wall-E”, esa película para niños que solo vieron adultos (y que nos robó el curaçao de melón). Sigue leyendo

Cine y Arqueología (III): “Caverrrnícola!”. Anacronismos para partirse el ojayer

El 9 de mayo de 1969, a dos kilómetros de la frontera norte de Laos. La 101ª División de Infantería del ejército americano avanza hacia la colina 937. Para ellos se trata de un simple reconocimiento. Para los Vietcongs la colina 937 es una zona estratégica. La decena de hombres llamada División 101, poco entrenada para el combate, tiene la misión de efectuar esa misión de rutina en menos de dos horas. Resistirán heroicamente durante nueve días. Esta película no cuenta para nada su historia.

(Inicio de la película “Caverrrnícola!”. Cuñaaaaaaaa).

Hace más de un año que no hacemos una entrada sobre cine y arqueología, pero asín somos en el GAS. Hacemos lo que nos sale del vaginote y, tanto tiempo después, retomamos este análisis sobre la normalmente estúpida y estereotipada compleja visión de la arqueología que se muestra desde el mundo del cine. Sigue leyendo

“La conquista del paraíso” (1992) de Ridley Scott

Después de una semana de viajes a centros geográficos y a descubrir nuevas tierras (y a cubrir a sus indígenas), no se nos ocurre nada mejor que dejaros (y recomendaros encarecidamente) con la película La conquista del paraíso de Ridley Scott. En ella Gérard Depardieu interpreta a un Cristóbal Colón con no pocas contradiciones que busca demostrar su visión del planeta mientras otros tantos se ocupan de menesteres más terrenales. Sigue leyendo

“Gernika”, la película (o cómo hacer que el público desee una despiadada masacre)

gernika-899033066-large

Dos carteles publicitarios de la “obra de arte” en cuestión (fuente: sensacine).

Vuelta al cole. Vuelta a las anodinas obligaciones del día a día. Vuelta a los cielos nubosos y las borrascas. El otoño llama a nuestra puerta. Así que, ¿qué mejor que entretenerse y aprender un rato en una acogedora sala de cine? Lamentablemente hay películas como la recién estrenada Gernika (Koldo Serra, 2016) que se oponen tan noble misión de domingo por la tarde. Y es que, esta peli, amigas y amigos, es capaz de sacar lo peor del sujeto medio provisto de un cerebro medianamente operativo. Durante su visionado, uno desea fervorosamente una terrible masacre… ¿La del bombardeo de Gernika? No. Hay otras víctimas que se le antojan a una entre arcada y arcada ante semejante producción. A continuación, una crítica de Gernika (con spoilers, claro). Total: podemos adelantaros que la peli es horrible y no merece la pena pagar la entrada por ella. Pero, veamos por qué. Sigue leyendo