Emily Warren Roebling: La mujer (burguesa) detrás del puente (de Brooklyn)

La prota del post vestida para la ocasión. Fuente: National Trust for Historic Preservation

Siempre que he oído la frase “detrás de un gran hombre hay una gran mujer” se me ponen los pelillos de la sobaca mora como la mano amputada del capitán Garfio. Hay que recordar que la frase original, del genial humorista Groucho Marx (el primo lejano de Carlitos), decía que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa”, posiblemente refiriéndose a la figura de las madres (o haciendo un chiste sobre la promiscuidad masculina, quién sabe). Anyways, cuando oía o leía la frase de marras me enfadaba bastante porque, como feminista, entendía que las mujeres siempre tenían que conformarse con el papel de ser grandes mujeres si y solo si había un gran hombre delante, lo cual es evidentemente mentira. Pero estaba confundida. Lo realmente jodido de la frase no es que sea mentira, sino que muestra una verdad dolorosamente cierta; que las grandes mujeres (que han sido muchísimas) solamente han sido reconocidas como tales cuando los hombres y la sociedad patriarcal les permitían serlo. Este es el caso de Emily Warren Roebling. Sigue leyendo

Anuncios

Streets of Philadelphia (II): Steve Buscemi, Dickens y la Penitenciaria Estatal de Pensilvania

Eastern State Penitentiary. Acojonando con su neogoticismo desde 1829. Cortesía de Bonicodeltó

Tras tomarse un vitamínico Philly Cheese Steak (una nutritiva comida vegana creada a comienzos de la década de los tristones años 30), Bonicodeltó sigue su paseo por la historia de los EEUyU, del bien común histórico y del capitalismo a través de las calles de Philadelphia. Todo va unido de la mano. En el anterior post, que se ha convertido en un éxito de crítica y público digno de Andy Kaufman, ya vimos cómo la creación de la nación que ha dado cobijo al  abuelo putero de Trump se había fosilizado en el tiempo y creado una imagen ligeramente desvirtuada con respecto a una realidad de explotación e intereses de clase. Hoy nos adentraremos en el complejo mundo de cómo esa explotación se mantenía y se gestionaba desde la exclusión y las materialidades de la represión: welcolme to Eastern State Penitentiary. Sigue leyendo

Streets of Philadelphia (I): una nación creada a hostias de campana

Fermosas vistas asfálticas del Parque de la Independencia en Filadelfia. Foto cortesía de Bonicodeltó

No contentas con tener al niño tailandés de ocho años (Bonicodeltó se llama… creemos) leyendo libros hemos decidido que se vaya a explorar el mundo para rellenar el blog con posts curiosetes y exóticos. Ya se sabe, cuanto más internacional, más cool eres. Y en el GAS somos cool para rato. Anyway. A pesar de que mandamos a Bonicodeltó a hacer una entrevista a Harris a Las Bermudas (sí, Harris nació y vive en Las Bermudas), el muy tonticodeltó (pausa en nuestro relato introductorio de mierda; por favor, dadle al link, yo todavía me estoy partiendo el ojayer) acabó perdido en las calles de Philadelphia. Y le pareció tan interesante el paseo que nos trajo toda una trilogía (o cuatrilogía, ya iremos viendo) para compartir con vosotras sobre la ciudad donde se creó el queso de untar. Hoy, la campana de la Libertad y la creación de la nación más chachipiruli del mundo, Corea del Norte. Sigue leyendo

Imperialista y sensual antropología… “Una historia social de la Antropología en EEUU” de Thomas C. Patterson

41wwvcr04wl-_sx331_bo1204203200_

La Antropología es el estudio de hombres (sic) en crisis por hombres (sic) en crisis (Stanley Diamond, poeta, antropólogo y sic)

Hacía ya algún tiempo que no sacábamos al niño tailandés de ocho años para que se leyese un libro por nosotras e hiciera una reseña chachipirulesca que rellenase el blog de sabiduría y buen hacer. Esta vez no solo le hemos obligado sugerido que se leyese el libro, sino que además, le hemos amenazado de muerte espoleado para que aprendiese la lengua de Chekspir y de Donald Trump. En este caso ha sido el libro de Thomas C. Patterson A social history of anthropology in the United States pero más conocido por su traducción al castellano Pisha, la antropología usamericana es imperialista y huele a pis. Sigue leyendo

Fievel y el nuevo mundo. Ellis Island y la distopía usamericana

125

Así de clarito viene el mensaje. Es de principios del siglo XX, pero a partir del 20 de enero volverá a ponerse de moda. Cortesía de Max

Aún recuerdo con ternura la primera vez que vi Fievel y el nuevo mundo (Don Bluth, 1986). La historia del ratoncito ruso que se pierde durante el viaje a América y busca a su familia por las calles de la Nueva York de finales del siglo XIX fue una de las películas que marcaron mi infancia. Ahora la he vuelto a ver gracias a youtube y su puta mierda de visualización y a unas Navidades pasadas por ese torturador aceptado socialmente que es el dentista y aunque no es la misma experiencia todavía tiene cierte sentido echarle un ojete. Os dejo el link aquí. Sigue leyendo

Los Nativos Americanos ya están aquí… y no quieren tu sucio petróleo

Print

Ya han pasado muchos años desde que “Poltergeist” (Tobe Hooper, 1982) o “Cementerio maldito” (Mary Lambert, 1989) nos hicieron hacernos caca en los pantacas con la idea de tocarle las narices a los ancestros de los Nativos Americanos y reventarles sus lugares sagrados. Como es lógico, que se construyan casas estilo-colonial o que se entierren gaticos y monetes en los antiguos cementerios indígenas no era una idea que gustara mucho a los dioses indios, por lo que la venganza era normalmente terrible. (Unas películas que, así subrepticiamente, mostraban el miedito del hombre-blanco hacia lo otro-indio a modo de advertencia racista muy de moda actualmente. De aquellos polvazos estos lodazos). Sigue leyendo