¡Uh, ah! Las vikingas son guerreras… Y bastantes más cosas

tumblr_np34u6hxfy1saxfomo3_r1_500

Vikinga de la “Era de los vikingos” en Kung Fury. Fuente: Tumblr.

En 1981 el grupo Coz publicaba el álbum “Las chicas son guerreras”, dejando para la posteridad una de esas canciones que hacen las delicias de los consumidores en los locales vintage y en los bailes de boda. Las chicas tienen algo especial, dicen los Coz, y esta vez una de ellas nos ha dejado un regalito (o varios) que hemos tenido que descubrir casi 1000 y pico años después. La noticia ya es bastante mainstream: un enterramiento del yacimiento de Birka (Suecia) que tenía más armas que el “Rambo del Bierzo“, tradicionalmente dado como hombre, ha resultado ser una mujer tras un estudio genético hecho en la Universidad de Estocolmo (que podéis leer en la lengua de Chekspir aquí). Y esto ha hecho que un montón de gente haya flipado en más colores que Pantone. La noticia ha salido en quinientos mil medios de comunicación y se han hecho eco redes sociales de todos los tipos, colores y sabores. Sigue leyendo

Anuncios

Quizá nunca te ha pegado, pero… / ¿Por qué te quedaste?

Amigas wumingueras. Domingo de vídeo y de nuevo reincidir en las vinculaciones entre la Arqueología y el arte. Hoy tenemos el placer/desdicha de compartir con vosotras un corto realizado por el compa Álvaro Jimenez. Placer porque es un buen corto (además de corto. Y no el chapón sobre Bresson que os pusimos la semana pasada y que nadie vio. Bueno, mentira, parece que 27 desdichados al menos entraron a ver el post). Desdicha porque es un corto real. Sigue leyendo

Emily Warren Roebling: La mujer (burguesa) detrás del puente (de Brooklyn)

La prota del post vestida para la ocasión. Fuente: National Trust for Historic Preservation

Siempre que he oído la frase “detrás de un gran hombre hay una gran mujer” se me ponen los pelillos de la sobaca mora como la mano amputada del capitán Garfio. Hay que recordar que la frase original, del genial humorista Groucho Marx (el primo lejano de Carlitos), decía que “detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa”, posiblemente refiriéndose a la figura de las madres (o haciendo un chiste sobre la promiscuidad masculina, quién sabe). Anyways, cuando oía o leía la frase de marras me enfadaba bastante porque, como feminista, entendía que las mujeres siempre tenían que conformarse con el papel de ser grandes mujeres si y solo si había un gran hombre delante, lo cual es evidentemente mentira. Pero estaba confundida. Lo realmente jodido de la frase no es que sea mentira, sino que muestra una verdad dolorosamente cierta; que las grandes mujeres (que han sido muchísimas) solamente han sido reconocidas como tales cuando los hombres y la sociedad patriarcal les permitían serlo. Este es el caso de Emily Warren Roebling. Sigue leyendo

“Las mujeres armenias, las más ‘puras’ del mundo”: machismo y racismo en sólo un titular

143768_web

Imagen de la excavación de una de las tumbas analizadas en el estudio genético sobre el ADN mitocondrial del sur del Cáucaso. Fuente: Historia y arqueología.

¿Recordáis el libro ese (también hay una peli basada en él) en el cual Hitler vuelve a Alemania de pronto y nadie sabe muy bien el porqué? Pues eso mismo se me ha venido a la cabeza al abrir Facebook y ver el titular de “Las mujeres armenias, las más ‘puras’ del mundo” (aquí tienes el artículo original en Current Biology), perfil tras perfil, página de arqueología tras página de arqueología, como quien repite un mantra absurdo sin saber qué demonios significa ni cuestionarlo siquiera, que no está el horno para bollos, oiga. Sorprende ver que esa sesuda masa crítica que cibermilita en las redes sociales calla cuando titulares ofensivos, machistas y racistas a partes iguales, encabezan noticias parciales y confusas sobre cosas que tienen que ver con la genética, la biología y toda esa mierda aparentemente incontestable desde las ciencias sociales en general. Sigue leyendo

La calle (cada vez) es (más) nuestra: los brazaletes morados y la conquista del espacio por iniciativa popular feminista

1495176002_393038_1495177499_noticia_normal

Iniciativa “pañuelos morados” en la feria de Córdoba. Fuente: Cadena SER.

Sabemos que la ciudad (aún) no es nuestra, pero no íbamos a quedarnos de brazos cruzados. Entre los objetos de estudio de la arqueología se encuentra la construcción del espacio por parte de las sociedades humanas, desde el pasado hasta la actualidad. Hoy, la continuación de la construcción del espacio por parte de un sistema heteropatriarcal que salvaguarda sus propios intereses es un hecho, al igual que lo es la minorización de las mujeres en el espacio público. El mal llamado espacio público, por tanto, ya que no será verdaderamente público hasta que no sea de todas. Sigue leyendo

El cine clásico envejece fatal

loq-ue-el-viento-1

Hoy en el GAS: el post que NO gustará a la gente de Blog de cine o Días de cine La gran Marma Mq vuelve a visitarnos para denunciar que nuestros “grandes clásicos del séptimo arte”, en realidad, tienen mensajes dignos de Forocoches o de un Álvaro Ojeda cualquiera. El gafapastismo actual también habla de estas obras como “cánones” que hay que admirar, pero veremos que estos “peliculones” nos remiten a un canon audiovisual impuesto (por intelectualitos blancos) y jodidamente patriarcal.

Sigue leyendo

Los límites del humor, o por qué hacer bromas de Echenique no está mal pero sí los chistes machistas

Todo el mundo se fijó en Echenaik, pero nadie se dio cuenta de que Pablo se compara con un tipo que murió atravesado por el láser de un tío rojo (Garzón intensifies).

Desde el GAS hemos hecho siempre una apuesta directa por el humor como método de acercamiento de la Arqueología a la sociedad. Creemos que frente a una exposición falsamente científica y lineal de los datos arqueológicos que acaban convirtiendo la Arqueología en algo minoritario y jodidamente aburrido, la repetición hasta la exhaustividad de los mismos clichés simplistas sobre la arqueología a un público al que solemos considerar poco menos que como bordelines, o la “guetización” con contenidos que solo nos interesan a nosotras como colectivo (es lo que Soyuz Gorri y yo bautizamos como “el síndrome de Andy Kaufman“; y, lo reconozco, desde el GAS caemos mucho en esto), existen otras formas de hacer para que la sociedad se interese por la arqueología, construyamos pensamiento crítico y generamos espacios de intercambios de ideas. Sigue leyendo