Tráiler honesto: Indiana Jones 4 y la película que no debió de existir

Gentuza resacosa!! Ya es hora de despertar. Wu Ming os desea un domingo de sofá y mantita güeno, güeno. Para amenizaros el día del señor Cthulhu os dejamos uno de los vídeos del canal Honest Trailers, dedicado a la que fue la mayor aberración en el cine desde el remake de Psicosis. En un claro movimiento por aportar algo al cine y NO sacar dinero, George Lucas y Steven Spielberg nos regalaron este engendro que fue la última entrega de nuestro arqueólogo favorito (salvo por los miles de personas licenciadas en arqueología sin curro o currando de camareras). A disfrutar del día que ya queda menos para el lunes. Besis. Sigue leyendo

Anuncios

El calostro y las cosas. Capítulo 5: Putadas que hacer a los novatos (aka pescadito fresco)

– Esto es una mierda.

– Ya, pero te toca pringar.

– ¿Y no lo puede hacer otra? Yo que sé… Auzóctono o Biosbardo

– Auzóctono o Biosbardo… Claro, claro. Las del GAS que hace que no se dejan ver desde hace milenios. No jodas, Max. Tienes que marcarte un post de último momento para rellenar la semana

– Pero si no nos lee nadie… Además, tengo campeonato de extreme ajedrez en un rato.

– ¡Calla o no te damos más tranchetes!… Ostiputa… ¡Están aquí!… ¡Dale, improvisa algo!

Eh… eh… Buenas, soy Max-turbada, y tras varios meses de arduas investigaciones, volvemos con El Calostro y las Cosas, el manual de supervivencia básica en Arqueología donde aprenderemos a comer escarabajos con pajita y convertir tu orín en una deliciosa y fresquita Cruzcampo. Sigue leyendo

¡Ya llegó el 1-O! Recopilación de mierdas random yutuberas sobra Cataluña

¡Chikets y chikots! Tras semanas de espera, tensión, represión y mucho, pero que mucho cuñado agitado, por fin ha llegado el tan (des)esperado, y flotante, 1 de octubre. No tenemos ni puñetera idea de lo que va a ocurrir, porque para eso está Sandro Rey. Nosotras nos conformamos con no hacer el ridículo en demasía. Anyway, escribimos esto unos días antes de la fecha de convocatoria del Referéndum, por lo que es posible que este post no tenga sentido o lo tenga mucho. No idea. En cualquier caso, Wu Ming os hace una recopilación de vídeos sobre el tema que han rondado por interneeeeeeeee en las últimas semanas. De Rufián y Puigdemont hasta los defensores de la patria ejpañola y sesudos comentaristas que llenan con su sabiduría tardocuñadista nuestros occipitales. ¡Disfrutad del domingo, es posible que la próxima semana algunos nos leáis desde un Estado recién estrenado! Sigue leyendo

Felipe II o el imperio en el que nunca se (le) pone floja

felipe-ii-bis

Ilustración de José David Morales para el libro ‘Historia absurda de España’ . Fuente: Strambotic.

Cuentan ilustres historiadores que Felipe II generó una monarquía papelera, por aquello del incremento de la burocracia, los impresos normalizados y las sabandijas que los llevan de un lado para otro como pollos sin cabeza. Pero no me contaron en el cole que la producción de kleneex aumentó durante todo el reinado de este monarca, básicamente, porque no paraba de cascársela. Y su pito sí que debió mantener su cabeza de milagro; reflejan las crónicas de la época que tenía el miembro viril como el joystick de la Playstation (que por aquel momento debía ser la Play 2) o como el mango de un cuchillo. Para colmo de todo eso, acceder a la pornografía no era nada fácil: por entonces el Internet iba por cable, las páginas tardaban un montón en cargar y no se podía hablar por teléfono cuando andabas trasteando en la web, algo que provocó que su madre, Isabel de Portugal, casi lo pillase en plena faena en más de una ocasión al ir a decirle eso de “niño, corta el Internet ese que tengo que llamar a tu tía la Loli”. Encima, en El Escorial el tío del kiosko conocía a toda la familia real. ¿Con qué cara quieres que fuese allí Felipe II a comprar, m’anquesea, la Interviú? Sigue leyendo

“Franco no estudió en West Point”. Paquito el mediocre.

En el GAS siempre nos hemos caracterizado por hacer lo que nos sale del trilirili la libertad de expresión. Nuestro rollo es que todo el mundo hable independientemente de sus creencias, orientaciones, color de piel o equipo de furgol… Es mentira, Wu Ming censura todo lo que puede y más, pero hoy se nos ha colado esta reseña sobre el libro “Franco no estudió en West Point” de Gabriel Cardona escrita por alguien de nombre Facho Fachez y como el que filtra estas cosas está en las JIA bebiendo las gotas que caen de los floreros que previamente tenían agua que ya se bebió haciendo cencia, pues decidimos publicarla.

Este libro es una mierda y punto. No hay quién lo lea de las mentiras rojo-masónicas que rezuma en cada una de sus palabras. Yo he hecho el esfuerzo vomitando por el camino para dar a conocer las calumnias y desaires cometidos contra nuestro querido CaudillO (tan grande es que tiene, como Cristo, un principio y un final en mayúscula). “Franco no estudió en West Point” es un libro al que Primo de Rivera no daría a like. Con esto lo digo todo y no digo nada. Sigue leyendo

El calostro y las cosas. Capítulo 4: la de la estación total folla menos que el bajo en un grupo de pop-rock

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu colega tiene éxito en la vida y tú eres arqueóloga? ¡Hola! Soy Max Mclure, tal vez me recuerden de otros posts conocidos y leídos como… ¡Y volvemos con “El calostro y las cosas“! La segunda sección del GAS menos querida que se adentra en los profundos secretos de esta nuestra profesión que es la cencia arquehólica. Hoy analizamos uno de los grandes misterios que han atraído la atención de las arqueólogas desde que Gordon Childe se hizo su primera paja (Hayden, 1967), ¿cuál es uno de los seres más infectos en una excavación ? Ya en otros capítulos hablamos de los pringaos y de las escorias sociales más bajas en la jerarquía excavatoria, pero hoy centraremos nuestra atención en el que posiblemente sea el dodo de la cadena alimentaria en el mundo arqueológico: la de la estación total. Sigue leyendo