Carne de cañón (I): policías en el conflicto vasco o una visión desde la (otra) alteridad. Introducción: la Policía Armada y las CRGs

Agentes de la Policía Nacional de la 11ª Compañía de Reserva General (Miranda de Ebro) en la Cuesta de Aldapeta (San Sebastián) junto a unas tanquetas. Fotografía tomada en torno a 1980. Fuente: Página de CRG de Facebook.

Son las dos y pico de la tarde de un caluroso día de verano. Yo, por entonces un crío de pocos años, juego en calzoncillos sobre el suelo del salón. Corren los primeros años de la década de los noventa. De repente, la música de inicio del telediario interrumpe bruscamente el concurso que estaban emitiendo en RTVE. Mi padre apura de un trago otro vaso de gazpacho mientras agarra el mando a distancia y sube el volumen del televisor. “Uh… malo”, masculla entre dientes. Sigue leyendo

Posverdad. La memoria también tiene derecha.

franco

“La posverdad soy yo”

El lenguaje es marvelous. Es como aquellos chicles de Boomer que se estiraban hasta el infinito y con los que podías hacer pompas cada vez más grandes y bonicas (¿os acordáis? no como las putas mierdas los de ahora, que no son chicles ni son ). En el GAS nos gusta retorcer el lenguaje porque… ¡está vivo! El lenguaje se tiene que adaptar a una realidad siempre cambiante, y como la realidad a veces sobrepasa la ficción, pues tenemos que inventar palabros que den vida a lo innombrado. Siempre me dijeron: nunca te folles nada que no tenga nombre. Sabias palabras. Es importante saber el nombre de las cosas. Que se lo digan al prota-hipster-new age de Into the Wild, que se murió por confundir el nombre de una planta venenosa (spoilerazo). Y si no sabes inventarte un nombre con gancho, la fórmula es coger algo que ya lo tiene y ponerle el prefijo “pos-“, que siempre es muy chic. “Pos-cactus. ¡A follar!”. Y así, trompetista mediante, la palabra de moda es “posverdad“, que viene a dar vida a la política (con minúscula) actual, donde la “verdad” ya no tiene que ver con una correspondencia con lo “real”, sino con los sentimientos, “con-lo-que-te-sale-de-ahí, joder” (esto hay que decirlo despacio, dándose intensos golpes en el pechamen y con los dientes apretaus). El sentimiento por encima de los datos. Tú dí que sí, Trump. Tú dí que sí. Sigue leyendo

HOT NEWS: el GAS gana el Premio Nobel y lo rechaza porque huele a pis (como tú)

Wu Ming al enterarse de que le habían concedido el premio. Contentillo.

Estamos a tope de Nobeles (no de “noveles”, que suena un poco pederasta). Entre Bob Dylan y Juan Manuel Santos no damos a basto, y no son los únicos. Estos días Wu Ming ha sido Trumpianamente acosado por diversas periodistas sobre el tema fundamental del momento del que depende la supervivencia de la Humanidad como especie. “¿Se merecía Bob Dylan el Premio Nobel?” -preguntó el voluptuoso periodista mostrando una cadena con un símbolo fálico de época romana. Wu Ming, asexuado, le contestó hipertérrito; “¿Bob Dylan?” Eso es taaaaan de los setentas que paso, nigra“. Pero Wu Ming se vio obligado a descubrir quién era Bob Dylan en sanwikipedia y a tirar una moneda a ver qué opinaba sobre el tema. La moneda salió corriendo por el suelo en dirección a la calle, robando de paso unas palomitas que había por allí tiradas. Sigue leyendo

Una santa abortista

Wu Ming está enfadada por vuestra falta de colaboración con el desarrollo del odio hacia el mundo que supone el GAS. Esperemos que rectifiquéis vuestra actitud o el  Líder se verá obligado a repartir panes sagrados a mansalva. Antes de recibir uno, nuestra compañera El Perro de Chulainn ya está haciendo méritos para ingresar en nuestra secta. Dos colaboraciones más y pasar la prueba de apaleamiento en trasero dolorido… con palas y estará lista. Hoy, nos habla de un caso único de una santa católica, apostólica, casi-romana y abortista.

En un país en el que el 90% de los colegios de primaria son propiedad y se gestionan bajo el control de la iglesia católica, ¿quién se iba a imaginar que el día de Santa Brígida, santa patrona de la católica Irlanda, pudiera ser motivo de celebración para quienes en la isla luchan por el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo? La culpa es de Cogitosus, un autor que allá por el siglo VII escribió una de las Vidas más famosas de esta santa. Sigue leyendo

Qué nos dice la arqueología de la guerra, la tristeza, la bandera y de Rafa Nadal

9724-1498-large

Alfombrilla de ratón de dudoso gusto del ordenador de mesa del Ejército de Tierra (o materialidad de Millán-Astray). Fuente: página-bazar fascista random.

Hace un par de días la cuenta de Twitter del Ejército de Tierra se cubrió de gloria. Y por partida doble: utiliza una frase de Camilo José Cela dedicada en los años cuarenta al fundador de la Legión Española (muy ejpañola, pero copiada de la francesa), el despojo humano Millán-Astray (“La guerra no es triste, porque levanta las almas… porque nos enseña que fuera de la bandera, nada, ni aun la vida, importa”) para felicitar a Rafa Nadal por su participación en las Olimpiadas de Río y bloquea sin venir a cuento a Albertito Garzón, ese mozalbete que a casi todo el mundo cae bien. Y me diréis: miembras del GAS, ¿qué tiene esto que ver con la arqueología?” Sigue leyendo