El GAS se disuelve

Hoy es un día triste para todos los niños del mundo, y no solo para los que mató Herodes. Queridas wumingueras. Sentimos anunciar que el GAS se disuelve por ciertas diferencias internas que nos han llevado a decidir que lo mejor era que cada una siga su camino. Sigue leyendo

Anuncios

Wumingada del mes: “Canibalismo del Bien Común Histórico”

25068771

Y tras meses de espera aquí tenemos la nueva wumingada del mes (ya, ya, se llama “del mes” y hace casi un año que no lo habéis hecho… ¿alguna obviedad más? ¿Es este tu fokin blog? Pues eso, guapi) y que esperamos que traiga al-garabía, al-boroto y al…canfor a todas vosotras. Como sabéis, la wumingada del mes es nuestro desesperado intento para que la Arqueología sea algo colectivo y no cuestión de cuatro colgadas que deberían tomar un tranquimazin unos pocos. Por si no sabéis de qué estamos hablando, aquí tenemos la primera dedicada a Chuck Norris y la segunda, dedicada a anécdotas absurdo-divertidas sobre arqueología. Además, y como de costumbre (la única otra vez que lo hicimos) la ganadora se llevará un premio que se le van a caer los pantacas al suelo. Así, que haced el favor y participad o que os zurzan. Sigue leyendo

Y la wumingada del mes llegó a su fin… ¡Votad vuestra favorita o morid!

2144_arqueologia-del-futuro

Bueno, niños y niñas, y con esta última historia publicada hoy acabamos con la wumingada del mes. Esta vez, el objetivo era contar historias vergonzosas, denigrantes, humillantes y descojonantes en entornos de excavación. De nuevo, Wu Ming está muy enfadado porque apenas habéis colaborado… esperamos que para la próxima wumingada haya más espíritu de participación porque si no… Wu Ming dejará de respirar, ¿cómo os quedáis? ¿Con el culo torcido, verdad? ¡Atentas a la próxima wumingada! Sigue leyendo

Wumingada del mes. Parte VII (y final): Mirad al pajarito

fuckyeahdemen-tia

Tras un largo tiempo de sequía sexual (y también de envío de wumingadas) publicamos una última historia de vergüenza, pasión, horror, penes y tierra… Vamos, una historia de Arqueología. De la mano de Tizas, una wumingada

Érase una vez en una tierra lejana y recóndita, más lejana que Mordor, Narnia o Murcia, creo recordar, de hecho, que era en Gipuzkoa: una servidora inocente y virginal se hallaba tomando una cerveza (o diecisiete) tras una dura jornada de excavación cuando escuchó un sonido de móvil lejano. Sigue leyendo

Wumingada del mes. Parte V: cómo sobrevivir a unas fiestas patronales durante una excavación arqueológica: manual de usuario para principiantes

wumingada

La cara que se te queda cuando te levantas para ir a excavar después de una noche de lujuria y desenfreno. Fuente: actualidad.rt.com

¡Regresamos con otra wumingada! Mona de seda nos deleita con una aventura llena de gorros y pasiones intestinales. Ya sabéis, mandadnos vuestras historias arquehólicas y podréis ganar un magnífico libro.

Es bien de todos conocido en este gremio, que las excavaciones arqueológicas son un cúmulo de anécdotas humillantes, depredación (humana y sexual), y alcoholismo en estado puro. Pero yo a mi madre le digo que hacemos ciencia. Sigue leyendo

Wumingada del mes. Parte IV: un sótano, un trono y un elefante

Trooooompa. Cortesía de Auzóctono.

Trooooompa. Cortesía de Auzóctono.

¡La última de nuestras historietas humillantes! La cúpula del GAS abandona su base ultrasecreta en el fondo del mar para contaros sus miserias. Hoy traemos aquí la experiencia (elefántica) de Auzóctono. Ahora os toca a vosotras. Estamos recibiendo varias de vuestras historias, además de algunos paquetes bombas y un montón de ropa interior de señora mayor. Anímate y cuéntanos tu mierda en las excavaciones! ¡No te pierdas esta wumingada!

Sigue leyendo